jueves, 15 de diciembre de 2016

25 ÁLBUMES DE 2016

* Esta no es una lista de los que creo que son los mejores discos del año, sino de los que más han significado para mí, por calidad y emocionalmente.


1. Nick Cave & The Bad Seeds - Eskeleton Tree: Está de más hablar de las trágicas circunstancias que rodearon a la grabación del disco. Intensidad y sentimiento a flor de piel son las palabras que me vienen a la mente para describirlo. También honestidad, oscuridad y sobriedad minimalista. "Push The Sky Away" era bonito, esto es otra cosa, esto duele. Probablemente su mejor trabajo desde "The Boatman's Call". Y favorito del año.


2. David Bowie - Blackstar: Discazo y soberbia y putoámica manera de despedirse por parte que un genio que demostró que lo fue hasta el último día. Creo que canciones como "Blackstar" y "Lazarus" pueden situarse sin sonrojo junto a las mejores de su carrera y que el resto de canciones del disco también son muy solidas y sobre todo demuestran el eterno inconformismo que hizo grande a Bowie

3. Darkher Realms: Un trabajo en el que la elegante, cautivadora y evocadora voz de Jayn H. Wissemberg (en ciertos momentos me ha recordado a la de Jesse Sykes) y las tenues capas de guitarras reverberadas y distorsionadas sobre las que lentamente se construyen sus canciones de base folk, nos sumergen en un reino de oscuridad fantasmagórica, atmósferas llenas de drone y levísimas reminiscencias de black atmosférico. Un trabajo oscuro, pero también hermoso, impactante y cautivador a la primera escucha.

4. Dinosaur Jr. - Give A Glimpse Of What Yer Notdesde que Barlow y Mascis hicieron las paces, hace ya más de una década, y reunieron a la banda original parecen infalibles... No sé yo si este trabajo llega a superar al excelente "I Bet On Sky", pero temazos guitarreros y melódicos como "Tiny", "I Told Every One", "Good To Know", "I Walk For Miles"; la joya pop cortesía de Barlow"Love Is..."; delicias como "Lost All Day" y gozosas baladas power pop como"Be A Part", sitúan a este disco como uno de los indiscutibles del año.

5. Car Seat Headrest - Teens Of Denial: Quizá algo pasado de minutos, también podría parecer excesivo por momentos... ¡Nada! "Teens Of Denial", el artefacto de Car Seat Headrest para este 2016, es un verdadero discazo que recuperando lo mejor de la tradición del rock independiente y alternativo de los años 80 y 90 suena fresco, vitamínico, adictivo e inspirado. Aquí no hay copia, revival ni nostalgia gratuita. Esto es auténtico y apasionado. Un verdadero disfrute rayano en la perfección. Mención especial para el homenaje a los nunca suficientemente reivindicados The Cars.

6. The I Don't Cares - Wild Stabla maravillosa orgía de guitarras y melodía de Paul Westerberg y Juliana Hatfield, recupera la mejor tradición de aquellos maravillosos últimos 80 y primeros 90, con cuya música vibramos en su día los que ahora estamos bien metidos en la cuarentena.

7. Suede - Night Thoughts: Toda una sorpresa, hacía muchos años que había dejado de seguir a la banda de Brett Anderson, pero una buena crítica y cierta corazonada me animaron a escuchar este disco... y fue puro amor a primera vista. Lo encuentro soberbio, intenso, profundo, luminoso, sentido, total y pletórico; desde los días de su lejano debut no había vuelto a sentir algo así con Suede, la urgencia y la rabia juvenil han dado paso a la sabiduría y un poso de madurez, pero no han perdido un ápice de intensidad en ese largo camino.

8. Hope Sandoval & The Warm Inventions - Until The Hunter: Nos sumergimos en la penumbra que aporta el siempre tenue y elegante shoegaze acompañado de electrónica en la inicial "Into The Trees" y sobre todo la voz llena de magia y sensualidad de nuestra adorable Hope, cuyas caricias se deslizan por unas canciones de folk/pop reposado y placentero de guitarras cristalinas que son pura delicia y que te dejan en un estado de saudade del que no quieres salir. Hay una colaboración de Kurt Vile cantando a dúo con Hope en el tema "Let Me Get There", pero es tan bueno todo el disco que esto resulta casi anecdótico.

9. Lucinda Williams - The Ghosts Of Highway 20: Quizá estemos ante el mejor disco de Lucinda. Por momentos me lo parece y en otros no tanto. En cualquier caso estamos ante un discazo en el que el protagonismo absoluto, con permiso de la quebrada voz de la Williams, es para el esplendoroso sonido de las guitarras. Una gozosa experiencia que sólo quieres repetir una y otra vez.

10. Nothing - Tired Of Tomorrow: Dream pop con su buena dosis de efectos y distorsión. Ashoegaze ardiente y preciosista marca de la casa, lleno de referencias a los clásicos del género, se añaden otras influencias como Radiohead y Smashing Pumpkins. El resultado no podía ser más satisfactorio.

11. Emma Ruth Rundle - Market For Death: En su segundo trabajo en solitario, la voz de Marriages cultiva el folk, el drone, el ambient... en este caso acompañados de repentinos y gozosos estallidos de intensidad eléctrica ("Protection" -una de las canciones del año- es el ejemplo perfecto) y con una voz sensual y cautivadora como la culpable de que no queramos volver a ver la luz...

12. Savages - Adore Life: Han reafirmado las cojonudas sensaciones que me dejaron con "Silence Yourself".  Frente a aquel oscuro, incómodo y abrasivo debut, este me parece un trabajo más centrado y homogéneo ¿También más accesible? Quizás. Las referencias, Joy Division, The SmithsPJ HarveyPatti SmithElastica... Las canciones, redondas, sin desperdicio.

13. Fvnerals - Wounds: Esto es una inmersión en toda regla en la profundidades del drone, deslizándonos por la senda del darkwave y ralentizando el ritmo aproximándonos casi al funeral doom. Al final terminamos sumergidos, de la mano de una voz de fragilidad fantasmagórica y casi igual de cautivadora, en un negro luto aún más profundo.


14. Bob Mould - Patch The SkyHüsker Du vino después. Primero fue "Copper Blue", el discazo de Sugar en 1992, el que me introdujo en el universo de Bob Mould. Esas guitarras sucias y afiladas que desprendían chispas mientras acompañaban a unas melodías tan perfectas como pegadizas, y esa, ahora ya inconfundible, voz de Bob Mould... Es la misma sensación que me transmite este maravilloso "Patch The Sky" de 2016, con joyas del calibre de "Hold On", "Pray For Rain", "Lucifer And God" "Black Confetti": esto es lo mío, escuchar estas canciones es como estar en casa.


15. The Radio Dept. - Runnig Out Of Love: los veteranos y poco prolíficos suecos The Radio Dept., con su dream pop de letras combativas me han sorprendido, enganchado e incluso emocionado por la manera en que sus canciones de sonido hedonista y bailable al estilo New Order se apoderan de mí... no lo puedo remediar, empiezan a sonar y me pongo a bailar... Pero es que estamos ante una colección impecable de canciones. Tengo una disculpa.

16. Kate Tempest - Let Them Eat Chaos: No es que uno sea muy aficionado al hip hop, pero es que este disco se lo gana a uno. La Tempest no grita ni hace aspavientos, se mantiene cool and calm en todo momento, pero sus fraseos certeros y afilados acompañados de una instrumentación decididamente techno y minimalista y una atmósfera densa y oscura, son como agujas que se te van clavando suavemente... hasta que sencillamente te das cuenta -demasiado tarde- de que te estás desangrando. Adictivo.

17. Case/Lang/Veirs - case/lang/veirsafortunadamente no suenan a supergrupo sino a banda llena de química y complicidad que, alternando y combinando tres deliciosas voces, hace un recorrido exquisito por los terrenos del alt. country, el folk, el rock y el pop que tan bien practican sus componentes por separado. En este caso la suma de los factores sí hace honor al talento de cada uno de ellos... o ellas. Delicioso de principio a fin y señor discazo.

 
18. Big Thief - MasterpieceVale, llamar "Masterpiece" a tu disco de debut puede sonar atrevido o presuntuoso, y aunque evidentemente no estemos ante lo que dice el título, afortunadamente para la banda canciones como la homónima "Masterpiece", la excelente "Real Love" -un verdadero temazo-, o la delicada "Paul", la vitamínica y guitarrera "Animals" y, muy especialmente, la deslumbrante y maravillosa "Parallels", dejan a Big Thief a salvo de cualquier broma... Ecos de Sharon Van Etten por el lado más sosegado (incluso a la última Marissa Nadler en el caso de "Paul" y alguna otra) y a la primera PJ Harvey cuando se ponen algo más cañeros.


19. Angel Olsen - My Woman: La voz de Angel Olsen suena poderosa y frágil a un tiempo y atrapa desde la primera nota. Canciones de corte indie/folk/pop en las que la electricidad sin embargo tiene también su buena cuota de protagonismo. Nombres como Sharon Van EttenBig Thief (presentes en la lista) o Courtney Barnett podrían servir como referencia sonora.


20. True Widow - Avvolgere: en su segundo album, se reafirman en el sonido que ya me atrapó en 2013, a saber: shoegaze distorsionado, casi drone, teñido de oscuridad post punk, con riffs de influencia stoner y alternancia de voces masculina y femenina con un tono (especialmente esta última) cercano al dream pop. Y monotonía, mucha monotonía, machacona monotonía, aparente monotonía... bendita monotonía tras algunas escuchas.


21. Kula Shaker - K 2.0No me lo esperaba a estas alturas, pero "K2.0" es un verdadero discazo. Manteniendo sus señas de identidad de aires psicodélicos con toques hindúes, han facturado un trabajo muy variado (detecto bastantes ecos beatlelianos) plagado de canciones sorprendentemente buenas. Lo repito: un discazo.


22. Nada Surf - You Know Who You AreUn disfrute, power pop melódico de muchos quilates, con singles instantáneos como "Cold To See Clear", hermosas baladas poperas ("Believe You're Mine"), brío guitarrero ("You Know Who You Are"), luminoso power pop ("Out Of The Dark") o, sencillamente, canciones perfectas, auténticos caramelos como "Friend Hospital" y "Animal"



23. Ray LaMontagne  - OuroborosEl bueno de LaMontagne ha unido fuerzas con Jim James en labores de producción para sacarse de la manga un experimento de folk rock progresivo con toques psicodélicos y ecos setenteros que me ha ganado por completo. De la mano de su aterciopelada voz aguardentosa el disco te sumerge apaciblemente a lo largo de sus ocho canciones en una atmósfera etérea y envolvente de la que no sales hasta la última nota. Por el camino, riffs de reminiscencias casi stoner, ecos de Pink Floyd y deliciosos pasajes de la mejor americana.
 


24. Richmond Fontaine - You Can't Go Back If There's Nothing To Go Back To: Una pequeña gozada, como suele serlo cualquier disco de americana hecho con un mínimo de cariño y de solvencia. Voz quebrada, guitarras limpias, tono melancólico y buenas historias... No se puede pedir mucho más... ni falta que nos hace.

25. Iggy Pop - Post Pop Depression: Confieso que me he tenido que currar el disco de Iggy, su ritmo marcado y machacón no es fácil de digerir en las primeras escuchas, hace falta darle tiempo y, como digo, currárselo; pero lo que está claro es que el esfuerzo y la dedicación tienen premio y gordo. Lo de Iggy Pop al final resulta ser un disco plagado de buenas canciones. Mis favoritas son aquellas que tienen cierta impronta Bowie como "Gardenia" y la impagable "Paraguay", también  la preciosa "Chocolate Drops" y especialmente la chulada infecciosa, contagiosa y bailable de "Sunday". Dice Iggy que es su último disco, si es así, se despide con un verdadero triunfo.


Otros discos que también he disfrutado mucho:
Lisa Hannigan  (At Swimm); Thalia Zedek Band (Eve); Wray (Hypatia); Ed Harcourt (Furnaces); The 69 Eyes (Universal Monsters); Michael Kiwanuka (Love & Hate); Marissa Nadler (Strangers); Drive-By Truckers (American Band); Ulver (ATGCLVLSSCAP); 40 Watt Sun (Wilder Than The Sky).



2 comentarios:

ujule-rachid dijo...

hoooooola Lou... tú no das tegua: siempre andas proponiendo grupos de excelente calidad que uno debe buscar, cual vil antropólogo, por la web... jajaja, excelentes propuestas... gracias, un abrazo y mis mejores deseos para 2017...

Johnny JotaJota dijo...

Leídos tus favoritos, my friend. Entre los míos también estarán Dinosaur Jr, Car Seat Headrest y The I Don't Cares. Fuerte abrazo.