martes, 29 de noviembre de 2016

MUSAS DE LA OSCURIDAD



Aprovechando que en la anterior entrada dedicada al Top 20 del año hablaba de la oscuridad de las últimas propuestas, quiero dedicar esta entrada a dos artistas cuya "oscura" presencia, de un modo u otro, se deja sentir en varios de los discos que integran esa lista. Son propuestas que, partiendo de una base folk, se sumergen en una oscuridad gótica dotando a la música de un aura fantasmagórica, onírica, de ensueño o de pesadilla, en la que las voces -fascinantes y atractivas- juegan un papel fundamental. Estoy hablando de dos mujeres cuya música se apodera de ti y te permite soñar despierto y sumergirte en la oscuridad a cualquier hora del día. Ambas poseen el atractivo y la belleza de las cosas que percibimos envueltas de misterio,  de oscuridad... y su influencia (de una, otra o ambas a la vez) se deja sentir este año en trabajos como los de Darkher, Big Thief, Emma Ruth Rundle, Angel Olsen, Fvunerals, Lisa Hannigan o True Widow). Estoy hablando de Chesea Wolfe y Marissa Nadler, las verdaderas musas de la oscuridad.



MARISSA NADLER



Marissa Nadler lleva ya siete discos a sus espaldas, el último de ellos, "Strangers", publicado este mismo año (si bien no saldrá en el Top 20, seguro que lo haría en un Top 30). Hablar de Marissa Nadler es hablar de una voz angelical, sedosa, envolvente e irresistible -uno se imagina al escucharla los viejos relatos de marineros que hablaban de los cantos de las sirenas que los llevaban a la perdición- y es que es una de esas voces que un hombre podría seguir hasta el mismísimo infierno. Esa voz y los inconfundibles arpegios de guitarra de los que se suele acompañar, es lo más característico de su música de raíz marcadamente country/folk con derivaciones hacia el goth, indie rock, ambient y dream pop (sendas que se han acentuado en sus dos últimos trabajos), y siempre rodeada de atmósferas oscuras, melancólicas y llenas de misterio de las que resulta imposible sustraerse. Como ilustración a mis palabras os dejo dos vídeos de Marissa, pero si no tenéis mucho tiempo, os recomiendo que no os perdáis el segundo: convertirá mis palabras en algo completamente torpe.



                         





CHELSEA WOLFE




Hablar de Chelsea Wolfe es meterse de lleno en un mundo de pesadilla o de insomnio atormentado, de hipnosis o de sueño consciente... La voz de Chelsea no es angelical, sino fantasmagórica, herida y sinuosa... pero su efecto es igualmente embriagador. A lo largo de sus cuatro discos (el último, "Abyss" de 2015, fue en este espacio debidamente reseñado) su sonido ha partido de una base asentada sobre la música folk y el gothic rock para ir abriéndose hacia la electronica, el dark ambient, el neofolk y el drone doom metal, creando un universo totalmente propio y reconocible, en el que la agresividad, la distorsión, los ambientes fantasmagóricos y las reminiscencias folk se conjugan con una voz a cuyo embrujo resulta muy difícil resistirse. También aquí os dejo con dos muestras, y como antes, si no hay mucho tiempo, recomiendo empezar por la segunda.



                          



Canciones:
"Was It  dream" - Marissa Nadler (July, 2014)
"Dissolve" - Marissa Nadler (Strangers, 2016)
"After The Fall" - Chelsea Wolfe (Abyss, 2015)
"Iron Moon" - Chelsea Wolfe (Abyss, 2015)

2 comentarios:

ujule-rachid dijo...

impresionante lou, gracias...

Lou Rambler dijo...

Muchas gracias a ti, amigo.
Saludos