lunes, 12 de septiembre de 2016

SUBROSA - FOR THIS WE FOUGHT THE BATTLE OF AGES (2016)



Soy fan de SubRosa... supongo que es bueno advertirlo antes de leer las siguientes líneas.

Dejando establecido lo anterior, digamos que mi interés por comprobar si SubRosa eran capaces de superar el hito que supuso "More Constant Than The Gods" era casi parejo a las ganas -casi necesidad- que tenía de, sencillamente, escuchar una nueva entrega de la banda de Salt Lake City. Con respecto a lo segundo, decir que llevo diez días satisfaciendo mi ansiedad. Sobre lo primero... bueno, ni en mis sueños más húmedos hubiera imaginado encontrarme con un disco de semejante nivel. "For This We Fought The Battle Of Ages" es sencillamente una colosal obra maestra que supera cualquier expectativa que los seguidores de SubRosa pudiéramos tener, un paso más allá en su progresión, lo mismo pero diferente y más grande o, como decía cierto usuario de cierto foro metálico "next level SubRosa". Ni más ni menos. Cada canción por sí sola es todo un mundo y todas ellas son sobresalientes.  Estamos ante un trabajo de atmósferas oscuras y canciones extensas (con la excepción del necesario respiro que supone la breve pieza folk "Il Cappio") que, como ya venía ocurriendo en sus anteriores trabajos, están llenas de cambios y diferentes fases capaces de alternar los momentos más bellos y delicados con los más pesados, marcadas, como es habitual, por los riffs ásperos y monolíticos de Rebecca Vernon... que en este caso sin embargo compiten e incluso ceden protagonismo tanto a la propia voz de Rebecca -nunca ha sonado tan expuesta como en estas canciones y el resultado es sencillamente emocionante-, y a las preciosas armonías de ésta con Kim Pack, como al trabajo cada vez más completo y estelar de (otra vez) Kim Pack y Sarah Pendleton a los violines, que ya se han convertido en una inconfundible -y diría que imprescindible- seña de identidad de la banda. Dos elementos, voces y violines, que marcan la diferencia. Sin embargo, lo que hace definitivamente diferente a este disco de los dos anteriores (entre los que ya se apreciaba progresión y crecimiento) es la construcción y la estructura de las canciones, decididamente más complejas y exudando ambición y voluntad de trascender por todos sus poros... y, ni que decir tiene, triunfando plenamente en el intento. Estamos ante una obra que hace muy complicada la tarea de hablar de géneros, o poner etiquetas, pues es doom, es sludge, es stoner, es post-metal, es folk y no es ninguna de esas cosas... Es sencillamente algo único llamado SubRosa... Y ese algo único nos ha traído el mejor disco del año. Como dice un ilustre y reputado blogger internacional "this is not easy listening music", pero os aseguro que el tiempo y el esfuerzo tienen premio gordo.




La única inquietud que me plantea este trabajo es qué van a hacer SubRosa en el siguiente, pues siguiendo por el camino que les ha traído hasta aquí me parece que ya han llegado a la cumbre, no veo posibilidad de que haciendo lo mismo puedan superar lo presente. Quizá para la próxima -y sin renunciar evidentemente a su universo y personalidad- podrían decantarse por algo más ligero e incluso modesto...  Pero en fin ¿quien coño soy yo para opinar? De momento disfrutemos lo presente por los próximos 2 o 3 años.

*Los mejores discos metálicos del año aquí.

No hay comentarios: