lunes, 7 de septiembre de 2015

ALGUNOS COMENTARIOS APRESURADOS SOBRE THE BOOK OF SOULS


No pretendo hacer a estas alturas una crítica del mastodóntico “The Book Of Souls”, entre otras cosas porque siento que me viene grande; de hecho, esta entrada iba a dedicarla en un principio a “Tears Of A Clown”, una de las canciones que más me han llamado la atención en las primeras escuchas del doble álbum de Iron Maiden… Pero a la mierda, al final he decidido que me apetece hablar de todo el disco, aunque solo sea para dejar constancia de mis primeras impresiones. Para empezar decir que he disfrutado de cada una de las escuchas –pocas- que llevo hasta el momento. Creo que el disco es potentísimo y que además ganará con las sucesivas escuchas. De momento no termino de pillarle el punto a la canción que da título al álbum, me parece algo insulsa y encima es demasiado larga, pero aparte de eso no tengo muchas más objeciones. Llama la atención la larga duración de la mayoría de canciones, asunto que en alguna de ellas puede ser un pequeño problema, por ejemplo creo que “The Red And The Black”, siendo pese a todo un verdadero temazo (amo sus coros y sus solos), se alarga innecesariamente, restándole al conjunto algo de pegada… y aun así sigue figurando entre mis favoritas del disco. Después está el caso de los dieciocho minutos de “Empire Of The Clouds”, en la que, tras unos primeros minutos brillantes con el protagonismo absoluto del piano y la voz de Bruce Dickinson, entramos en una, a mi parecer, demasiado extensa parte central llena de promesas incumplidas, de buenas ideas que no llegan a desarrollarse ni a cuajar, quedando al final un poco en la indefinición y el conjunto en un intento a mi parecer fallido aunque valioso… Bien, hasta ahí los peros. El resto del repertorio en lo que a mi respecta se divide entre buenas canciones y verdaderas joyas. Y estas últimas son las que quiero nombrar: majestuosa “If Eternity Should Fail” abriendo el disco; inspirada y entrante “The Great Unknown”; la citada “The Red And The Black”, simplemente brillante pese a su extensión; brutal "When The River Runs Deep" y sus adictivos solos; las contundentes “Shadows Of The Valley” y “Tears Of A Clown”, que seguidas una tras otra elevan a lo más alto el tramo central del segundo disco… Y sí, reconozcámoslo también, varios momentos memorables de “Empire Of The Clouds” cerrando el disco... En fin, sin ser un exhaustivo conocedor, teniendo en cuenta las pocas escuchas y salvando las 3 o 4 indiscutibles e irrepetibles obras maestras que los Maiden facturaron en los 80, mi primera impresión es que "The Book Of Souls" bien podría acabar ocupando un lugar muy alto en el conjunto de su discografía. Tiempo al tiempo. Por mi parte, ya me he dado el gustazo de escribir unas líneas sobre el el artefacto en cuestión.  Ahora, a seguir escuchando... Reconozco que me hacía ilusión.

Quería poner un vídeo de “Tears Of A Clown”una canción cuyo título en principio no me hacía albergar muchas esperanzas, pero que desde el primer acorde de su poderoso comienzo disipó todas mis dudas. Compacta, medida, contenida y no exenta de épica. Perfecta... Pero dados ciertos problemas con youtube de momento lo dejamos ahí. Quizá más adelante...