martes, 31 de marzo de 2015

BLACK METAL 2.14 (IV)




Blut Aus Nord – “Memoria Vetusta III - Saturnian Poetry”: Reconozco que no he escuchado los Memoria Vetusta I (1996) y II (2009)… Después de esto quizá deba darles una oportunidad a esos trabajos y algunos otros de esta prolífica banda francesa. Tenemos aquí un disco de black metal melódico de corte clásico con una clara y resultona influencia folk en las melodías, riffs variados y dinámicos y alternancia de voces guturales y limpias que quedan sin embargo en un segundo plano en el desarrollo de las canciones, cuyo peso creo que lo lleva principalmente la parte instrumental. Un disco sin alardes pero muy sólido; no excepcional, pero manteniendo el buen tono sin apenas fisuras, especialmente para mi gusto en su primera mitad, donde se encuentran temazos rocosos, melódicos y folkies como “Paien”, “Tellus Matter” y “Forhist”.
 



Wayfarer – “Children Of The Iron Age”: la introducción acústica que abre el disco remite inmediatamente a Agalloch, sin embargo Wayfarer, manteniéndose dentro de las coordenadas del black metal atmosférico y el neofolk suenan más crudos, áridos y “death” que la veterana banda de Oregon. Sus canciones son largas y aparentemente monótonas, pero esa es una sensación engañosa proveniente del tono general de un disco que transcurre poderoso e imperturbable como un río por su cauce, aparentemente sereno pero llevando bajo la superficie toda la violencia de una corriente que todo lo arrastra a su paso… Una corriente en cuyo flujo de percusiones casi rituales, pasajes acústicos y compactos riffs que fluyen y cambian con la naturalidad del agua entre ásperos growls y largos desarrollos instrumentales es inevitable quedar atrapado. “Children Of The Iron Age” es un disco absorbente que gana con cada escucha, que suena orgánico y evoca naturaleza por todos sus poros… ¿Tendrá algo que ver el hecho de que se ha gestado en el gran estado de Colorado?



Woods Of Desolation – "As The Stars": WOD han dado un pequeño giro estilístico hacia el sonido post black/shoegaze. Las guitarras suenan sucias y envolventes, las atmósferas son cautivadoras, con momentos de gran belleza, algunos llenos de delicadeza y otros de violencia un punto contenida, pero sin perder nunca el sentido de la melodía, las voces suenan profundas y dolidas, siguen los tonos melancólico-depresivos pero se dotan también de una nota de luminosidad… No era fácil sacar un disco después del gran “Torn Beyond Reason” (2011) y encima tras haber perdido la mitad de la banda por el camino… Pero han logrado salir airosos. "As The Stars" es un disco que se disfruta de principio a fin.



domingo, 29 de marzo de 2015

DOS PILDORAZOS...

Pues sí, no tengo hoy demasiadas ganas de escribir pero sí de compartir rápidamente un par de pildorazos de puro rock and roll de sendos discos con los que me he hecho esta semana.

Desde el Reino Unido el debut de  Ironrat es un arrollador y adictivo cóctel de stoner doom  pantanoso, groove y heavy metal, a lo largo del cual los nombres de Sabbath, Down o Danzig acudirán sin duda a tu mente mientras mueves la cabeza como un poseso... Para muestra este "Morphine Soul"... Primer pildorazo (este puede ser uno de mis discos adictivos del año).

video


Y de unos debutantes a unos ilustres veteranos. Los thrashers norteamericanos Prong se nos presentan este año con un disco de covers con el que rinden tributo  a las bandas o canciones que les han marcado a lo largo de su carrera; en él encontramos temas de Sisters Of Mercy, Fugazi, Husker Du, Butthole Surfers, Black Flag... y hasta del mismísimo Neil Young, nada más y nada menos que "Cortez The Killer" que aquí me traigo para vuestra valoración y disfrute. Segundo pildorazo ¿Qué opináis?



Canciones:
1. "Morphine Soul" - Ironrat (Monument, 2015)
2. "Cortez The Killer" - Prong (Songs From The Black Hole, 2015)

jueves, 26 de marzo de 2015

BLACK METAL 2.14 (III): ONE MAN PROJECTS


Parece que los “one man projects” son algo bastante habitual en la escena del black metal, realmente no sé a qué se debe ni me he detenido a preguntármelo … el caso es que aquí me traigo –con bastante retraso, por cierto- las tres propuestas de este tipo que más me llamaron la atención el pasado año (por cierto, en este 2015 ya tenemos el primero de ellos: Leviathan, nombre de guerra para Jim Whitehead, cuyo álbum “Scar Sight” ya me tiene bastante enganchado). 



Chaos MoonResurrection Extract (2014): El nombre detrás de este proyecto es el del norteamericano de Tennessee, Alexander “esotérica” Poole, que compone, canta y toca todos los instrumentos de “Resurrection Extract”, su segundo disco hasta la fecha. Un trabajo bastante denso de nueve canciones cuyo sonido me recuerda en algunos momentos a Wolves In The Throne Room por la combinación black metal/dark ambient y esa especie de electricidad latente que recorre el disco de principio a fin. Las guitarras suenan sucias y ásperas… y sin embargo al mismo tiempo se tiene la (errónea) sensación de que se están usando sintetizadores debido al uso de unos efectos de guitarra que crean una atmósfera de adagio sin fin. Todo el disco es como una permanente cascada de airada melancolía en base a capas y capas de efectos, distorsión, reverberación… un muro de sonido sobre el que las voces distantes se elevan como gritos de interminable lamento. Junto a toda esa intensidad sonora, su tono de desesperanza e inexorabilidad nos introduce en muchos pasajes de lleno en el terreno del post metal. En otros, es el dark ambient el que cobra protagonismo brindándonos algunos momentos de calma, una calma tensa que no nos libra de la sensación de desasosiego pero sí permite descansar nuestros oídos durante algunos minutos y que se concentra sobre todo en la segunda mitad del disco, donde se encuentran también las mejores canciones. Y es que creo que es un disco que mejora con el correr de las canciones para alcanzar un clímax final realmente potente. 




Mare Cognitum – Phobos Monolith (2014): El geniecillo detrás de este proyecto se llama Jacob Buczarsky. Hablamos en este caso de black metal atmosférico, algo también aplicable a Chaos Moon, con la diferencia de que si en aquellos mencionaba ciertas similitudes con WITTR, en este caso, si bien éstas están también presentes, los parecidos están más hacia el lado de Deafheaven, esto es: una combinación de black metal con post metal (o simplemente, post black metal) a la que, en este caso, se añade además un preciosismo casi barroco que quizá por momentos puede llegar a saturar un poco. Un disco grandilocuente y un quizá tanto excesivo pero en cualquier caso lleno de fuerza y melodía, de épica y melancolía en el que pese a su carácter extremo se aprecia una búsqueda deliberada de la belleza. También aquí tenemos un verdadero muro de sonido a base de efectos, pesados riffs y extensos desarrollos que pueden recordar a bandas de post metal como Isis y capas superpuestas de tremolo guitars llenas de barroquismo que se elevan hasta el infinito en épicos crescendos, contrastando con puntuales y delicados arreglos de piano o de cuerda. La voz gutural es más susurrada que gritada, camuflada casi como un instrumento más dentro del abrumador muro de sonido.




Infestus – The Reflecting Void (2014): Siguiendo la buena senda de su anterior “ExIIst” (2012), el multiinstrumentista alemán “Moloc” nos ha regalado con “The Reflecting Void” un disco pulcro, elegante y cuidado hasta el mínimo detalle. Un trabajo brillante de oscuridad envolvente cantado en inglés y alemán que alterna un black metal reflexivo, casi contemplativo, con pasajes que incursionan en la arena del metal progresivo y que se ha colado en varias listas de lo mejor en su género. La razón: grandiosos y grandilocuentes riffs, guitarras cristalinas, atmósferas oscuras y opresivas, estupendos cambios de ritmo, sublimes momentos sonoros y sobre todo excelentes canciones que te atrapan a las primeras de cambio sumergiéndote muy a tu pesar en la atmósfera siniestra que emana todo el disco… “Constant Soul Corrosion”, “Innere Reflexion”, “Devouring Darkness”… Sí, así es…



Continuará... creo.

martes, 24 de marzo de 2015

STEVEN WILSON – HAND. CANNOT. ERASE (2015)


Dos pesos pesados de más de diez minutos situados estratégicamente al principio y al final del disco, “3 Years Older” con un toque muy setentas en voces y guitarras y “Ancestral” un prodigio de electrónica y rock progresivo con un solo de guitarra de tintes épicos, ambos con espacio suficiente para albergar los tramos más metálicos de todo el disco y para dar rienda suelta al virtuosismo compositivo e instrumental de Steven Wilson. Entre ambos un bloque de seis canciones que suenan ligeras y llenas de gancho pop que te llevan en volandas de uno a otro, con espacio para unas melodías que no querrás quitarte de la cabeza, la electrónica y una atmósfera de tenue psicodelia. Este bloque me trae recuerdos de Alan Parsons o del Mike Oldfield más pop, con piezas luminosas como “Hand. Cannot. Erease” o “Perfect Life”, “Routine”, una delicatesen situada a medio camino entre esta misma onda de magia melódica y la densidad y complejidad de los pesos pesados, la vertiente más rítmica y progresivo-psicodélica brilla con fuerza en “Home Invasion”, “Transience” y “Regret 9”. Y antes de la despedida una impagable joya titulada “Happy Returns” pone a prueba nuestros sentimientos y nos deja con su melodía jugueteando entre nuestras neuronas. Dos temas breves abren y cierran el disco a modo de intro y outro respectivamente. La profunda tristeza y la alegría luminosa se sienten al unísono, se dan la mano, se complementan y se apoderan de ti resistiéndose a abandonarte… No quieres que lo hagan, sólo quieres seguir experimentándolo, una vez y otra y otra más… 

Tras dos discazos como “Grace For Drowning” (2011) y “The Raven…” (2013), Steven Wilson ha vuelto con “Hand. Cannot. Erase”. Y lo ha hecho sin repetirse a sí mismo y con el que puede que sea su disco más equilibrado y asequible. Y desde luego, ahora mismo, mi favorito. Un prodigio de melodía lleno de delicadeza pop que no renuncia sin embargo a la complejidad compositiva y a la profundidad del contenido lírico. Una gozada, una masterpiece que no para de crecer…

jueves, 12 de marzo de 2015

GENE CLARK Y THE BYRDS: TRES SEMANAS DE 1967

Sí, posiblemente la peor foto que nos han tomado.

No quiero dejar pasar este comienzo de temporada sin recuperar a un protagonista por largo tiempo e injustamente olvidado en el blog: estoy hablando de mi querido y genial Gene Clark y, en este caso, de sumar un capítulo más a la serie que desde hace ya algunos años le voy dedicando -de manera ciertamente irregular- a la relación de nuestro príncipe con su banda madre The Byrds

En el anterior capítulo habíamos dejado al bueno de Gene, a comienzos de 1966, fuera de The Byrds, cuando éstos estaban a punto de entrar a grabar el que sería su tercer álbum “Fith Dimension” y el inicio de su etapa psicodélica, más no sin antes haber dejado para la posteridad junto a la mítica banda esa joya de la historia del rock and roll llamada “Eight Miles High”


Nos trasladamos ahora a octubre de 1967. La situación por entonces de nuestros protagonistas era más o menos así: Gene Clark estaba inactivo y con su futuro como solista en duda tras el fracaso comercial que había supuesto su debut en febrero de ese mismo año con el álbum “Gene Clark With The Gosdin Brothers”, un maravilloso ejercicio de folk rock, psicodelia y pop barroco ampliamente aclamado por la crítica pero ignorado por el gran público debido en gran parte a su coincidencia en el tiempo con el lanzamiento del cuarto álbum de su banda madre, el “Younger Than Yesterday”. The Byrds se encontraban por su parte en plena grabación del que sería su quinto trabajo: “The Notorious Byrd Brothers”. Pero la situación en el seno de la banda distaba mucho de ser buena. De los cuatro miembros restantes originales que habían entrado meses antes al estudio de grabación, no quedaban en octubre más que dos, pues tanto Michael Clarke como David Crosby habían sido despedidos por Hillman y McGuinn. En esa tesitura Gene Clark recibió la llamada de sus antiguos compañeros para regresar a la banda en sustitución de David Crosby e incorporarse a las sesiones de grabación de “The Notorious Bryd Brothers”. Y eso es lo que hizo nuestro protagonista… para volver a dejarla tan solo tres semanas después impedido de nuevo por su cerval miedo a volar, que le llevó a negarse a tomar un avión a Nueva York con sus compañeros. Fin de la historia. 

Durante su breve regreso a la banda Clark tuvo tiempo de aparecer en un programa de televisión junto a sus compañeros interpretando en playback “Goin’ Back” y “Mr. Spaceman” y de hacer una gira de conciertos por el medio oeste, al término de la cual tuvo lugar el incidente del vuelo a NY que dio al traste con su regreso. En cuanto a “The Notorious Byrd Brothers”, la presencia de Clark fue casi insignificante, reduciéndose a hacer backing vocals en “Goin’ Back” y “Space Odyssey” y a ser coautor no acreditado de “Get To You”, junto a Roger McGuinn, acreditada en el disco por error a la dupla McGuinn/Hillman. 



Octubre 1967 en el Smothers Brothers Show


"Get To You", una composición McGuinn/Clark 
acreditada erróneamente McGuinn/Hillman 

¿Qué paso después de esto? Aunque esa ya es otra historia no quiero dejar de mencionarlo, pues lo que vino valió la pena: The Byrds (Hillman y McGuinn) ficharon a Gram Parsons con el genial resultado por todos conocido, David Crosby se unió a Graham Nash y Stephen Stills, con ídem de ídem, y nuestro príncipe Gene Clark unió fuerzas con Doug Dillard para facturar esa joya pionera del grass y el country rock llamada “The Fantastic Expedition Of Dillad & Clark”


Y hasta aquí hemos llegado… Tres insignificantes semanas que sin embargo me han dado bastante más juego del inicialmente previsto.

¡Viva Gene Clark y Viva The Byrds!

miércoles, 11 de marzo de 2015

DEEPER

Como comentaba ayer de pasada, el nuevo disco de A Place To Bury Strangers es uno de los que más me ha llamado la atención en este comienzo de año, no es que inventen nada nuevo, los muros de efectos y distorsión, las potentes líneas de bajo, los toques psicodélicos... el shoegaze en definitiva que combina densidad  y melodía es algo que ha vuelto con fuerza estos últimos años, A Place To Bury Strangers lo tiñen  de opresiva oscuridad imbuidos de un espíritu muy Jesus And Mary Chain pero sin perder su propia personalidad. El resultado pueden ser cosas tan densas y viscerales como este "Deeper", quinto tema de su album "Transfixiation". Empezamos golpeando profundo.



Canción:
"Deeper" - A Place To Bury Strangers (Transfixiation, 2015)

martes, 10 de marzo de 2015

NUEVA TEMPORADA...

Bill Fay, Matthew E. White, Steven Wilson...
ya tenemos aquí las primeras novedades apetecibles...
Después de un 2014 algo extenuante, me prometí que este 2015 me iba a olvidar por completo de las novedades y que simplemente me iba a dedicar a disfrutar -y compartir en este espacio, si se terciaba-, lo ya conocido... Pero en fin, llevamos poco más de dos meses y ya me descubro con los dientes a filados y prestos a degustar un buen puñado de novedades que ya andan tentándome por ahí... ¿Qué le vamos a hacer? -me digo resignado... Pero es que no se puede mirar hacia otro lado cuando lees por ahí que lo nuevo de Bill Fay es una joya de similar calibre al del celebrado "Life Is People", que Matthew E. White acaba de sacar un artefacto llamado "Fresh Blood" que no hace más que confirmar las estupendas sensaciones que nos dejó con su debut de hace un par de años, o que "Hand. Cannot. Erase" del aparentemente infalible Steven Wilson lleva a pensar que quizá "aparentemente" es un término completamente superfluo cuando hablamos de él. Para colmo, lo que llevo escuchado no permite precisamente alentar mis expectativas de pasar un año tranquilo en lo que respecta a novedades, más bien todo lo contrario, y así las nuevas bombas sonoras de Enslaved (recordemos que estos juegan o jugaban en la liga de Opeth) y de Leviathan, son precisamente eso, unos putos bombazos de black metal -progresivo los unos, con toques de dark ambient el otro (es un solo project)- ante los que uno no puede en modo alguno permanecer indiferente. Y descubrimientos inesperados como el de A Place To Bury Strangers y su estimulante sonido deudor de Jesus And Mary Chain convenientemente actualizado y con fuertes dosis de personalidad, hacen que con mucho pesar uno empiece a temerse que eso de bajar la guardia quizá no sea la mejor opción para este 2015... En fin, aún es pronto, quizá las cosas se calmen un poco, por no decir que dudo mucho que vuelva a repetirse algo como lo del año pasado... pero de momento así estamos... en la disyuntiva de si seguir con lo oídos atentos a lo que se cuece o, por el contrario, tratar de ignorarlo...


Enslaved, Leviathan, A Place To Bury Strangers...
y otras que ya han sido catadas... con gran satisfacción.

Uf, me temo que este año tampoco me libro...
Tampoco tengo claro como será esta nueva temporada por aquí... si es que llega a ser tal y no se desinfla con el paso de las semanas... Seguramente caerán algunos de los arriba mencionados, además de algunos asuntillos pendientes de la temporada pasada y quizá otros que llevo arrastrando desde hace más tiempo... pero más allá de eso no tengo ni idea... Ahora, para acompañar esta entrada, y ya que ha sido el primer nombre en aparecer en la misma, os dejo con la "arruga es bella" de Bill Fay y esa maravillosa cover de Wilco con la que en 2012 nos regocijó los oídos: "Jesus, Etc"



Canción:
"Jesus, Etc." - Bill Fay (Life Is People, 2012)