lunes, 6 de julio de 2015

WITH A SORT OF GRACE I WALKED TO THE BATHROOM TO CRY…


O de cómo Mark Kozelek transmuta repentinamente en el Neil Young de “Ragged Glory” en el último disco de Sun Kil Moon… 

Pues sí, tan solo un año después de que “Benji” figurara entre los mejores discos del pasado año por estos lares, el folk intenso y visceral de Sun Kil Moon regresa en un nuevo trabajo que con tan solo unas pocas escuchas ya me tiene otra vez rendido a sus pies. “Universal Themes” no es un disco fácil ni que entre a la primera, sin embargo es tal la profundidad y visceralidad que transmite que no le resulta nada fácil a uno soltarlo una vez que se ha metido en él… Da igual que a uno le cueste pillar las letras en inglés sin tener el texto delante para leerlo al mismo tiempo, lo que trasmite Mark Kozelek está por encima de sus descarnados textos, es sencillamente sentimiento puro y emoción extrema… 

Pero no, no es de esto precisamente de lo que quería hablar, o más bien compartir. Hablaba antes de folk intenso y visceral, y en gran parte de eso es de lo que se trata este disco, de canciones de folk completamente anárquicas y llenas de giros, canciones casi tan largas como los alocados o surrealistas títulos de algunas de ellas, en las que con el pasar de las escuchas uno va descubriendo nuevos detalles al principio quizá desapercibidos (el solo bluesero de guitarra española en “Cry Me A River Williamsburg Sleeve Tattoo Blues” no tiene precio) o en las que uno se encuentra de repente rememorando cosas que tienen más que ver con un pasado ochentero y noventero más cercano al rock independiente de aquellas décadas que al folk (el motivo principal de “Little Rascals” a mí me suena completamente a Sonic Youth por muy folk que sea… y a medida que avanza la canción a una mezcla de aquellos con los primeros REM, cosas mías, supongo…). Pero canciones de folk, al fin y al cabo, y como tales predominantemente acústicas… Pero ¡ay amigos!, esto tiene sus excepciones, y aunque bien podría mencionar en este punto la semi eléctrica “Ali/Spinks 2” con su aire Pavement por los cuatro costados (sigo con mis cosas), la que a mí me rompió el molde, del mismo modo en que rompe el disco por la mitad, es la que da título a esta entrada con su suciedad eléctrica y contundencia abrasadora directamente e inequívocamente heredadas del “Rocking In The Free World” o de ese memorable monumento sonoro llamado “Ragged Glory”. Porque sí, puede que sea Mark Kozelek, quien compone, toca y canta esta canción, pero es el añorado Neil Young de esas épocas quien toma posesión de él mientras lo hace. Adictivo. Abrasivo.



Canción:
"With A Sort Of Grace I Walked To The Bathroom To Cry" - Sun Kil Moon (Universal Themes, 2015)

1 comentario:

Johnny J.J. dijo...

Es cierto que es un disco difícil pero se abriendo paso, my friend. Voy a insitir en él en vacaciones porque cada vez me gusta más y creo que es un gran disco. Me alegra volver a leerte. Un abrazo