martes, 3 de junio de 2014

ESPERANDO LOS DISCOS DE...

Opeth, Anathema y Wolves In The Throne Room


Pues sí, este año metálico está arrancando algo remolón en lo que a trabajos sobresalientes se refiere, lo que no significa que no hayan salido buenas cosas, que haberlas haylas… pero en fin, uno ya se empieza a impacientar un poquito por llevarse a los oídos los nuevos trabajos de algunos de los pesos pesados que sacan disco este año (y máxime tras la pequeña decepción que ha supuesto para quien escribe la última y muy esperada -por mí- entrega de Agalloch). Y es que para el futuro inmediato se nos viene la publicación de una serie de trabajos de bandas de renombre metalero sobre alguno o algunos de los cuales tengo depositadas ciertas esperanzas. Es el caso de las bandas cuyos nombres encabezan esta entrada, cuyos primeros singles ya están disponibles en la red, y de los que paso a comentar las impresiones que me han causado.

Empecemos diciendo, antes de entrar en detalles, que ninguno de ellos viene precisamente muy metalero, que digamos; pero eso era algo que ya se sabía de antemano sin menoscabo alguno del interés con el que los esperaba. Vamos por ellos: 

Opeth – “Pale Comunion” (fecha publicación: 26 de agosto): Opeth seguirán profundizando con este disco en su vertiente progresiva en detrimento de la extrema. Se anuncia un disco más melódico en general, con especial hincapié en las melodías vocales (y tratándose de Mikael Åkerfeldt eso en una gran noticia) y en los arreglos de cuerda, pero paralelamente más duro que el anterior “Heritage”, potenciando el lado más hard rock y heavy metal de la banda aunque sin rastro ya del death metal de otras épocas. El disco ha sido mezclado por un viejo amigo de la banda y productor de algunas de sus mejores obras: Steven Wilson. El single de adelanto lleva por título “Cusp Of Eternity” y entra de lleno en el rock progresivo de corte melódico y con fuerte presencia de la parte vocal, como nos anunciaron… pero tras su escucha debo decir que uno espera un poco más de Opeth. En fin, esperemos a finales de agosto para el veredicto final. 

WARNER MUSIC HA BLOQUEDADO EL VÍDEO 
...PERO LA CANCIÓN NO ERA GRAN COSA

Anathema – “Distant Satellites” (fecha publicación: 9 de junio): El caso de Anathema es muy parecido al de Opeth, aunque su abandono del metal extremo para abrazar de lleno el rock progresivo se produjo mucho más prematuramente que en el caso de los suecos. En cualquier caso, los hermanos Cavanagh vienen facturando discazo tras discazo sin apenas altibajos. Y a juzgar por el single “The Lost Song Part 3”, no parece que esa tendencia vaya a cambiar. Se trata de una hermosísima canción de intensidad creciente pero siempre sostenida que atrapa al oyente desde su mismo inicio, lo lleva de la mano, lo acaricia con la magia de sus voces y no lo suelta hasta el acorde final… liberador. En este caso las expectativas se ven cumplidas y superadas. Y por cierto, Steven Wilson también aparece en las mezclas de algunas de las canciones.

SNAPPER MUSIC HA BLOQUEDAO EL VÍDEO,
LA CANCIÓN ESTABA BASTANTE BIEN
... PERO EL DISCO HA TERMINADO SIENDO UN COMPLETO FIASCO

Wolves In The Throne Room – “Celestite” (fecha publicación: 8 de Julio): WITTR no son una banda consagrada como las dos anteriores, pero sí ganaron muchísimo peso en mis aprecios con su excelente “Celestial Lineage” de 2011… el suficiente para que esperara con muchísimas ganas la continuación de aquél en este 2014. Y es que lo que la banda de los hermanos Weaver nos propone en esta nueva entrega, bajo el título de “Celestite”, es una profundización en la vertiente más atmosférica y ambiental de aquel trabajo de black metal y dark ambient, lo que se traduce en el uso generalizado de sintetizadores como instrumento principal y protagonista de todas sus composiciones por encima de las guitarras, que ejercen una labor casi de mero acompañamiento junto a otros instrumentos como flautas, vientos o teclados y en la ausencia de voces. El single de adelanto, “Celestite Mirror”, es una preciosa composición atmosférica y llena de misterio que asemeja un cruce entre Pink Floyd, Vangelis y Sunn O))… Y que me deja con ganas de más, de mucho más… Aquí no hay black metal, pero de belleza y oscuridad andan sobrados. 



Bien, estos son algunos de los discos metálicos que espero con más impaciencia e ilusión en este 2014 y que, como habéis visto, de metálicos tienen más bien poco (caso similar, aunque despertando en mí un interés mucho menor, será posiblemente el de Burzum, publicado ayer, y que parece centrado de lleno en el dark ambient de tintes electrónicos). Hay otros que están también por llegar y que a buen seguro ocuparán dignamente ese espacio de metal más o menos extremo, como los casos de Mastodon (menos) o Mayhem (más), o eso espero también con cierta ilusión… 

No hay comentarios: