jueves, 26 de diciembre de 2013

MIS DISCOS FAVORITOS DE 2013

Aunque sigo pensando que ha sido un año bastante flojito en cuanto a discos sobresalientes, al final del mismo me he encontrado teniendo que dejar fuera de mi lista varios discos que me han gustado y además sin haber tenido tiempo de escuchar bastantes de los discos que aparecen en las listas que he leído. Creo que el hecho de que haya listas tan dispares por ahí , esa falta de unanimidad en cuanto a un grupo sólido de discos más o menos presentes en los primeros puestos de todas las listas, por más dispares que sean en conjunto unas de otras, obedece a esa falta de excelencia en la mayoría de los lanzamientos de año. En fin, en cuanto a los discos que integran la mía, salvo en los tres primeros puestos, ni siquiera tengo claro el orden en el que deberían ir. Podría estar cambiándolo cada cinco minutos. Pero esto es lo que hay.



1. JONATHAN WILSON – “FANFARE”: El gran descubrimiento del año ha llegado para mí en su recta final. Ambicioso, libre, exuberante, variado, rico, brillante, genial… Todo calificativo me parece poco para hablar de este disco que no admite etiquetas. Si acaso una: Laurel Canyon. Este sí es un disco sobresaliente.






2. STEVEN WILSON – “THE RAVEN THAT REFUSED TO SING”: En solitario o con Porcupine Tree hace ya muchos años que Steven Wilson se ha convertido en un valor seguro que nos tiene muy mal acostumbrados. Su última entrega es otro monumento sonoro de rock progresivo. Y van… 








3. JASON ISBELL – “SOUTHEASTERN”: Amor a la primera escucha. Canciones sencillas y sentidas que nacen de la tierra y del corazón. Canciones buenas y bonitas que se te quedan pegadas a la piel para acompañarte allá donde vayas (pero si es para hacer kilómetros de carretera mejor que mejor).







4. FOXYGEN – “WE ARE THE 21ST AMBASSADSORS OF PEACE & MAGIC”: Un indisimulado fusilamiento de la Velvet y los Stones lleno de desparpajo psicodélico, clase y sabiduría. Su racanería en cuanto al número de canciones queda compensada por el hecho de contener la que para mí es la mejor canción del año. 









5. NICK CAVE & THE BAD SEEDS – “PUSH THE SKY AWAY”¿Qué decir de Nick Cave? El australiano en su versión más madura y reposada. Canciones buenas, canciones hermosas, canciones… en fin, canciones como las de Nick Cave en sus mejores momentos. 










6. MONSTER MAGNET – “LAST PATROL”: Inclusión de último momento. Confieso que les había perdido la pista desde aquel genial “Powertrip” de 1998 y que de no haber sido por la lista de Rockland probablemente nunca habría sabido de la existencia de este trabajo. Pero nunca es tarde si la dicha es buena, como en este caso. Y es que semejante artefacto de stoner rock y psicodelia no podía de ninguna manera dejar de salir en mi lista. La verdad, sorprendido de haberlos reencontrado en tan buena forma. Una bomba.






7. IRON & WINE – “GHOST ON GHOST”Escuchar este disco es un ejercicio de placer de principio a fin. En los últimos días lo he estado recuperando tras unos meses de silencio. Mis sensaciones son exactamente las mismas que cuando lo escuché recién publicado: un bocado exquisito, un regalo para el paladar cuyo delicioso sabor perdura en el tiempo. 








8. JAMES BLAKE – “OVERGROWN”El soul más delicado llevado al terreno de la electrónica. Voz cristalina, minimalismo sonoro con arreglos de orfebre, canciones de belleza sobrecogedora, clase y sensibilidad. Si la electrónica tiene alma es la de James Blake… 










9. SAVAGES – “SILENCE YOURSELF”Un oscuro y estimulante cruce entre Joy Division y Patti Smith. Algo así como unas Elastica cabreadas y sin concesiones al buen rollo. Áspero y, efectivamente, salvaje. 











10. JOSH ROUSE – “THE HAPPINESS WALTZ”: No conozco demasiado la carrera de Josh Rouse, pero este disco y el buen rollo que transmiten sus bonitas canciones me ha dejado más de una vez bailando ese vals de la felicidad al que alude su título. Una delicia. 










11. UNKNOWN MORTAL ORCHESTRA – “II”: Primero, el nombre de la banda y la portada del disco predispusieron mi ánimo para disfrutar de la escucha. Después, el aire relajadamente lisérgico y psicodélico de su sonido unido a su encantador espíritu de serie B me animaron a perseverar en esas escuchas hasta descubrir todas las virtudes allí contenidas. El premio: un exquisito ejercicio de funkie lisérgico de espíritu indie para saborear a media luz. 






12. VISTA CHINO – “PEACE”: Aunque en este caso concreto es aplicable aquello de que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor, los legítimos herederos de Kyuss se llaman Vista Chino. Punto. 











13. JANELLE MONÁE - “THE ELECTRIC LADY”: La reina de la pista de baile se llama Janelle Monáe. Es joven, es guapa, tiene clase, tiene buen gusto, tiene voz y además sabe un rato de música. Y por si eso fuera poco se rodea de amigos de renombre. Una brillante actualización del sonido Motown en la que el soul de inspiración clásica se adereza con toques de hip hop, funky, rock, jazz, pop, latin y psicodelia formando un cóctel retrofuturista que te lleva directo a la pista de baile de la sala de tu casa.






*Edito (hago trampas) porque me parece justo reconocer lo que acertadamente señala Joserra en la Land: "Big Inner" de Matthew E. White se publicó en Europa en enero de este año. Teniendo eso en cuenta, y con lo que he disfrutado yo de ese gran disco, no  tengo ninguna duda de que debería estar ahora mismo peleando el primer lugar de mi lista con Jonathan Wilson.

5 comentarios:

Atalanta dijo...

Con el de JOnathan Wilson me ocurre lo mismo que a ti, que ha llegado al final y no para de crecer.
El de Isbell me gustó de primeras mucho. Después se me ha ido desinflando.
A Steven Wilson y Vista Chino no los conozco, les echaré un ojo.
El de Monster Magnet lo escuché un par de veces pero insistiré.
Sorprendente inclusión de Janelle. Si tú lo dices, me pararé en serio con ella.
Ando ahí con Unknown... Me gustan.
James Blake, si cuando lo oigo me gusta ¿por qué nunca me pirro por él? Tal vez necesite más escuchas.
Los demás bien, coincidimos. Ya iré yo sacando mi resto de discos. De todas formas, es imposible escuchar todo lo que apetece. EStas listas sirven para descubrir.

Johnny JJ dijo...

Un placer leer tus preferencias, my friend. Esos Foxygen que nos descubriste. Un abrazo y los mejores deseos para tí y tu familia en el nuevo año.

Lou Rambler dijo...

Abel: si te gustaba Kyuss supongo que te gustará Vista Chino, con García, Bjork y Oliveri.
Wilson es el genio tras (o al frente de) Porcupine Tree, puro progresivo.
Con James Blake me pasa algo extraño, creo que lo valoro más de lo que me gusta, por eso está en mi lista.
Lo de Monster magnet ha sido más por la sorpresa, peor no deja de ser un tremendo disco de hard rock.
En cuanto a Janelle, ni yo mismo lo esperaba, pero ahí está, de verdad creo que la chica es muy buena, aunque no sea un estilo que me mate, precisamente.
Y sí, para eso sirven las listas...llevo una semana tomando notas, jjaja
Un abrazo.

Johnny: Igualmente, siempre es un placer leer tus comentarios sobre cualquier disco y con ellos descubrir además música estupenda. Ahora mismo estoy con The Sadies.
Un fuerte abrazo.

Gracias a los dos por comentar.

Joserra Rodrigo dijo...

Buena lista Lou, algunos que no conozco me pondré a ello pero coincidimos en algunas cosas esenciales, el placer auditivo que da el de Wilson, el de White y el de Iron & Wine, la verdad descarnada de Jason y tu descubrimiento de los Foxygen.James Blake me parece muy Antony pero tendré que darle una vuelta.Feliz año my sweet and so far friend.

Lou Rambler dijo...

Gracias Joserra. Tienes razón con lo de James Blake, a mí también me pareció muy Anthony cuando lo escuché por primera vez. Pero tiene algo que me ha cautivado más alla de eso, no sé... quizá sea que no es muy habitual escuchar algo así en electrónica.
Un fuerte abrazo mi querido Joserra y muy Feliz Año para ti y los tuyos, salud, amor y prosperidad... ¡¡¡Y mucho R'n'R!!!! Un año de estos tenemos que conocernos.