miércoles, 13 de noviembre de 2013

CARCASS - SURGICAL STEEL (2013)


Imaginemos una mesa de operaciones. Sobre ella, un cuerpo humano (si es o no cadáver lo dejo a vuestra imaginación), y a su lado, un carnicero psicópata con todo un equipo de acero quirúrgico a su disposición. Sobre los acontecimientos que con toda probabilidad se producirán a continuación, a modo de metáfora nada optimista sobre lo que cada uno de nosotros esconde en su interior, es más o menos en torno a lo que gira “Surgical Steel”, el flamante y brutal regreso de Carcass tras 18 años de silencio discográfico. Y amigos, este ha sido uno de los regresos del año.

Amenazador, crudo y agresivo, así suena “Surgical Steel”, un disco en el que ninguna canción está de relleno, y en el que, más bien al contrario, muchas de ellas (ahora mismo destacaría “Cadaver Pouch Conveyor System”, “Noncompliance To ASTM F 899-12 Standard”, “The Granulating Dark Satanic Mills”, “Unfit For Human Consumption”, “316L Grade Surgical Steel” y “Mount Of Execution”…) son realmente sobresalientes. Y es que, en efecto, en este disco hay muchísimo donde rascar, y no sólo en lo referido a las canciones. Otro de los puntos fuertes del disco es el sonido, que a lo largo de todo él, es memorable, con una batería sencillamente brutal y, especialmente, unas guitarras, marcando unos riffs absolutamente adictivos y jugando con esas dobles armonías deudoras de Thin Lizzy y también de la NWOBHM, y que le vienen como anillo al dedo al death metal melódico del que Carcass fueron pioneros, cuyo sonido me dejó enviciado desde la primera escucha. Tampoco debemos olvidarnos de las voces, porque si hay una estrella en este trabajo, ese es Jeff Walker y su voz calculadamente fría y maligna que sin ningún tipo de histerismo va desgranando, cortante y preciso como los instrumentos de la portada, las macabras e incisivas letras del disco, hasta llevarse, de verdad, toda la atención, y consiguiendo que sus fraseos acaben quedándose grabados en tu memoria. 

Así es, 18 años después Carcass han vuelto para retomar su carrera exactamente en el punto en el que la dejaron con “Swansong” en 1995, esto es: en lo más alto. Y mi lista de discos metálicos de 2013 ya tiene un puesto reservado en el podio.

Cantemos todos juntos…