viernes, 25 de octubre de 2013

SOBRE LIGHTNING BOLT DE PEARL JAM

No quería hacer esta entrada, pero tengo que hacerla. Eran demasiadas las esperanzas que tenía puestas en este trabajo tras la alucinada en directo con el PJ20 hace un par de años, el innegable buen estado de forma de Eddie Vedder y, sobre todo, por ese fenomenal trallazo que sacaron como adelanto titulado “Mind Your Manners”. Pero es que es ahí, en ese adelanto, donde ya empiezan los problemas del disco: resulta que  “Mind Your Manners” es la única canción sobresaliente que encontramos en todo el disco, mientras que el resto oscila entre lo correcto y lo mediocre (e incluso alguna cosa por ahí en medio que no llega ni a eso). Y eso, queridos amigos de Pearl Jam está muy mal, no podéis lanzarnos esa jugosa carnaza para luego darnos lo que nos habéis dado. Eso es un engaño y una crueldad para con los fans.

Os prometo que lo he intentado, como fan declarado de la banda que soy, he intentado de verdad sacarle el jugo a este disco… pero no ha habido manera, e incluso diría que, al contrario de lo que sucede en muchas ocasiones, en este caso, el disco se me ha ido desinflando un poco más con cada escucha, al igual que le sucede al propio disco, que empieza bien, e incluso muy bien, para terminar siendo toda una decepción con el paso de las canciones. Y es que “Sleeping By Myself” me parece infumable, “Let The Records Play” podría estar bien para un “Lost Dogs”, pero jamás para un disco de estudio de Pearl Jam, seamos serios, por favor, se nota a la legua que esta canción es un puto descarte…, “Swallowed Whole” es una canción claramente de relleno que, si estuviera rodeada de otras mejores, no haría ningún daño, pero es que resulta que, después de “Pendulum”, es la mejor de la teórica segunda cara del disco… lo que me parece de vergüenza, “Yellow Moon” casi lo mismo... pero peor, y a “Future Days” se le podría aplicar lo mismo que a “Sirens” si no fuera porque más de una de esas por disco ya no, por favor… ¿Y qué pasa con “Sirens”? Pues que es una preciosa balada que hace 10 años no hubiera tolerado en un disco de PJ, pero que ahora, como clásicos que son, se les puede perdonar si está bien hecha, como afortunadamente es el caso, y a mí me gusta. Y entramos así, menos mal, en la parte buena del disco, pues, pese a todo, también contiene temas rescatables a parte de los dos adelantos. Joder, es que incluso se podría decir que la cosa aguanta bastante bien el tipo hasta “Pendulum”, y así, “Getaway” y “Lightning Bolt” me parecen correctas, cañeras y disfrutables, “Infallible” puede chocar en la primera escucha, pero después resulta ser una muy buena canción aunque tenga un estribillo más que visto, y “Pendulum” me parece también bastante buena… Creo que me olvido de una... ah sí, "My Father's Son"... pues eso, olvidable. En fin, que si se quiere rascar, algo de material disfrutable hay. Algo es algo... aunque sepa a demasiado poco.

Lo que más rabia me da de todo esto, aparte de mis ilusiones (ahora veo que desmedidas y probablemente infundadas) rotas es que escuchando el disco da la impresión de que Vedder y cía. se han acomodado por completo y se han dispuesto a dormirse plácidamente en los laureles viviendo de las rentas de sus veinte años de carrera. Una pena, porque de haberse esmerado un poco más en la segunda parte del disco, con sólo haber metido por ejemplo una o dos canciones más con la onda “Vitalogy” de “Mind Your Manners” y habernos obviado la tortura de “Sleeping By Myself”, la mediocridad de “Yellow Moon", y la sin razón de “Let The Records Play”, podríamos estar hablando de otro muy buen disco de Pearl Jam, uno más... y todos tan contentos.

Hoy no hay canción, no vaya a ser que encima me sature de la única que realmente me hace vibrar de este disco.