viernes, 31 de mayo de 2013

UFOMAMMUT - ORO: OPUS PRIMUM (2012)


El drone doom metal se tiñe de tintes experimentales y profundidad psicodélica de la mano de este trío de músicos italianos cuyo nombre de guerra, Ufomammut, ya nos puede dar una primera idea acerca de la pesadez y contundencia de su propuesta. “Oro: Opus Primum”, constituye el sexto disco de estudio de esta banda formada en 1999 y el primero y casi único que (gracias a la más pura e inesperada casualidad), hasta la fecha he podido escuchar de la banda. 

Formalmente el disco se podría describir como una única (y extensa) canción de aproximadamente 46 minutos de duración dividida en cinco movimientos que, pese a llevar títulos independientes, empiezan sin interrupción donde terminan los anteriores. El resultado sonoro es una suerte de metal pesado, atmosférico, espacial y a ratos casi ambiental en el que, a lo largo de una continua sucesión de crescendos y descensos, aceleraciones y desaceleraciones de la mano de los ritmos casi siempre contenidos marcados por el bajo y los riffs de guitarra, la tensión se palpa a cada instante en una atmósfera densa llena de sintetizadores, percusiones, coros cavernosos, voces distorsionadas, gritos de ultratumba y electricidad latente, sólo liberándose en los contadísimos clímax en los que se da rienda suelta al apabullante estallido de riffs demoledores y megalíticos, cuya furia se hace entonces casi omnipresente, para empezar de nuevo a acumularse a lo largo de los extensos intervalos entre cada uno de ellos. El resultado le deja a uno agotado… pero muy a gusto y con ganas de más, a pesar de la paliza.

“Empireum” es la primera canción (o movimiento) del disco y por ello el único tema que tendría sentido poner por sí solo en una entrada dedicada a él.



“Oro: Opus Primum” es además la primera de las dos partes (entregadas con un intervalo de meses entre ambas) de que consta el proyecto completo de la banda italiana en 2012. La segunda, de título “Oro: Opus Alter”, se publicó el pasado septiembre y aun no he tenido ocasión de escucharla más que de manera fragmentada y superficial por la sencilla razón de que hoy es el día en que acabo de hacerme con ella, lo que no impide, sin embargo, que mi primera impresión sea que parece que el trío se guardaba lo mejor para el final. En unos meses espero poder dar buena cuenta de ello en el blog.