viernes, 21 de enero de 2011

CONSOLER OF THE LONELY

Quizá el proyecto de Jack White y Brendan Benson sea algo irregular, como dicen algunos críticos, pero no se puede negar que los tipos roquean de lo lindo y que temas como este hacen que te alegres de su existencia.




"Consoler Of The Lonely" - The Raconteurs (Consolers Of The Lonely, 2008)

martes, 18 de enero de 2011

EL NUEVO PLANETA JUVENIL

Esta es una buena entrada para aquellos a los que todavía les quedan ganas de bailar. Que sí, que sí, he dicho bailar. Y es que hubo un momento hace un par de décadas en que el rock, milagrosamente, volvió a ser compatible con las pistas de baile. ¿Recuerda alguien el término felizmente acuñado por Chema Rey, si no me equivoco, en el año 89? (como veis sigo una entrada más con el ejercicio de nostalgia finalochentera). La expresión Nuevo Planeta Juvenil en boca del gran locutor de Radio3 venía a aludir algo así como a la supuesta vuelta del rock, o más bien, de la actitud rock, a las pistas de baile, de manos de un grupo de bandas muy jóvenes, provenientes en su mayor parte del Reino Unido, que llegaban armadas de guitarras rockistas y ritmos súper bailables. Digo supuestamente porque, teniendo en cuenta que en aquella época yo andaba más en la onda de The Cult, AC/DC o Guns’N’Roses por un lado, y del rock independiente recién descubierto de bandas como Sonic Youth, Dinosaur Jr., Pixies, REM o The Jesus & Mary Chain por el otro, pues digamos que la actitud de esas bandas bailables no es que me pareciera muy roquera precisamente.



Sin embargo, quizá en parte por la machaconería con que la música de baile (todo el día hablaban de rap y de acid house) sonaba en Radio3 durante esos años 89-91 (incluso llegué a acostumbrarme al “Back To Life” de Soul II Soul o al “Groove Is In The Heart” de Delite), confieso que terminé por sucumbir a algunos de los encantos de ese movimiento planetario y juvenil que en realidad tenía mucho de Madchester y el movimiento iniciado por bandas como Happy Mondays o The Stone Roses (¿hay algo más bailable que el "Fools Gold" de las rosas de piedra?). El caso es que nombres como Carter USM, EMF, Soup Dragons, The Farm, Inspiral Carpets, Lightning Seeds o The Charlatans (creo que un peldaño por encima) empezaron a sonar a todas horas en la radio y algunos de ellos también en las pistas de baile. Y la verdad, no es que ninguno de ellos me entusiasmara, pero si se trataba de bailar prefería hacerlo con eso que con la basura que se había adueñado de las pistas (para ya no abandonarlas nunca hasta el día de hoy) en esa, en algunos aspectos, infausta década.



La verdad es que hay que reconocer el encanto que tienen temas como el “All Together Now” de The Farm, “Pure” de Lightning Seeds, “Unbelievable” de EMF, o el stoniano “I’m Free” de los Soup Dragons. Y que si estás de marcha en algún antro y de repente suena esta canción de The Charlatans has de estar muy pero que muy mal para quedarte quieto.



Sin embargo, el gran acontecimiento planetario y juvenil que iba a poner el perfecto broche de oro a ese movimiento, fue la llegada a nuestro planeta en 1991 de un potente y colorido artefacto llamado “Screamadelica”. Si se trataba de fusionar la música de rock con la música de baile, nada como el aclamado tercer disco de Primal Scream que, por una vez, y creo que sin discusión, logró poner de acuerdo a los más roqueros y los más discotequeros, conciliando sus gustos a la hora de mover el esqueleto en la salas de baile. Y es que si tenemos ganas de marcha no hay quien se resista a cosas como esta.

Uf, con el ritmo que he cogido estor empezando a pensar que quizá debería haber esperado al viernes para publicar esta entrada... aunque ya no tenga 20 años y este ya no parezca mi planeta.

Canciones:

  1. "All Together Now" (The Farm, 1990)
  2. "Unbelievable" (EMF, 1990)
  3. "The Only One I Know" (The Charlatans, 1989)
  4. "Movin On Up" (Primal Scream, 1991)

domingo, 16 de enero de 2011

¿ES ESTE UN POST NOSTÁLGICO?

Pues temo que sí, completamente.



Quizá alguno que de los que cumplió los veinte alrededor del año 89 entienda algo de todo esto.




87 - 94


La rebeldía fue la independencia
La alternativa fue el ruido
La juventud era sónica.
Brillantes ilusiones y nuevos horizontes


La Sagrada Familia estaba encadenada
El Espíritu se hizo adolescente
Los monos iban al Cielo
Y Yo… quería ser adorado.


Pequeños dinosaurios y gritos primigenios
Grandes charlatanes y árboles chillones
Rosas de piedra y mermelada de perlas
Era el fin del mundo, tal como lo conocimos.


El Nuevo Planeta Juvenil
De Manchester a Seattle
Radio Tres de Cuatro a Tres
Disco Grande y Diario Pop


Era el fin del mundo, tal como lo conocimos.
El templo del yo, tiempo de volar
Era la música por encima de todas las cosas.
La música por encima de todas las cosas.


LOU RAMBLER - Septiembre 2009






Por supuesto ninguno de los tres vídeos llega a Madchester y mucho menos a Seattle, pero corresponden a la época en que para mí todo cambió, la del descubrimiento de que había algo más ahí fuera de lo que había conocido hasta entonces. El principio de esos años de pasión por el Rock and Roll.

viernes, 7 de enero de 2011

LET'S ROCK, LET'S PARTY!

Ante todo quiero disculparme porque llevo como tres semanas sin responder comentarios y encima no he felicitado las Navidades ni he deseado a nadie un feliz año. Así que ahí va: DESEO UN MUY FELIZ Y ESTUPENDO AÑO 2011 A TODOS LOS AMIGOS DE LA BLOGOSFERA cuyos blogs y comentarios han hecho del pasado 2010 un año mucho mejor y más llevadero para quien escribe, pese a lo jodido de la situación en que vivimos. Y reconozco que yo no me puedo quejar mucho precisamente, pues más difícil fue para mí el 2009, mientras que este pasado año ha sido algo así como de transición, de cambio y de decisiones importantes que creo que han sido acertadas y que me han dejado –toco madera- bastante bien encaminado.

¿Deseos para el 2011? Está muy bien eso de pedir que reine la paz en el mundo (que un jodido iluminado no nos ponga una bomba en nombre de Alá), que se acabe el hambre (que desaparezcan los gobiernos corruptos, mafiosos y totalitarios cuyos dirigentes se llenan los bolsillos a manos llenas mientras sus pueblos pasan hambre), y que el funesto cambio climático, enemigo público número uno de todos nosotros, especialmente de los españoles (o eso llevan diciendo siete años mis iluminados dirigentes mientras la gente sigue perdiendo sus empleos), nos conceda una tregua y nos permita seguir viviendo en este planeta más allá de 2012. Muy bonitos deseos, sí señor, me uno a ellos, pero qué quieren que les diga, quizá es que, como decía mi madre, no debo de ser muy ambicioso, pero lo cierto es que mis deseos particulares para este año son algo menos excelsos y algo más terrenales (e incluso realizables): Rock’n’Roll y diversión para todos.





Eso, que no nos suba ni nos baje la presión, que no caigamos en la tentación de permanecer sedados 24 horas al día ante el cariz que están tomando las cosas (probablemente nos ha sucedido a más de uno durante los dos últimos años), que a los apóstoles de lo políticamente correcto les sobren motivos para poner el grito en el cielo (que se metan su talante donde más duele); en fin, que el 2011 sea un año mejor para todos los que se lo merecen y, sobre todo, que mantengamos (o recuperemos) las ganas de rockear duro y de divertirnos como nunca. Sí, tenemos derecho a muchas cosas importantes, también a divertirnos. ¡Luchemos por ello! Con los Clash, con los Ramones, con los Beastie Boys o con quien nos dé la gana, yeaaaahhh!

Let’s Rock, Let’s Party!