viernes, 23 de septiembre de 2011

GENE CLARK Y THE BYRDS. MR. TAMBOURINE MAN


"People don't give enough credit to Gene Clark. He came up with the most incredible lyrics. I don't think I appreciated Gene Clark as a songwriter until the last two years. He was awesome! He was heads above us! Roger wrote some great songs then, but Gene was coming up with lyrics that were way beyond what he was. A very poetic man and very, very productive. He would write two or three great songs a week". "He was the songwriter. He had the "gift" that none of the rest of us had developed yet.... What deep inner part of his soul conjured up songs like "Set You Free This Time," "I'll Feel A Whole Lot Better," "I'm Feelin' Higher," "Eight Miles High"? So many great songs! We learned a lot of songwriting from him and in the process learned a little bit about ourselves. At one time, he was the power in the Byrds, not McGuinn, not Crosby—it was Gene who would burst through the stage curtain banging on a tambourine, coming on like a young Prince Valiant. A hero, our savior. Few in the audience could take their eyes off this presence." (Chris Hillman)

No soy nada original, lo sé, estas declaraciones se pueden encontrar fácilmente en la Wiki tecleando Gene Clark, pero es que viniendo de quien vienen y diciendo lo que dicen eran obligadas en una entrada como la presente.

En estas entradas que estoy dedicando cada cierto tiempo a la figura del californiano Gene Clark, le toca ahora el turno a su etapa con The Byrds, donde verdaderamente se forjó su carrera (como la de todos sus compañeros) y con quienes, si bien su estadía en la banda como miembro pleno y oficial fue corta, su historia se prolongó bastante más en el tiempo en forma de idas y venidas, reuniones y, sobre todo, con grandes canciones que iremos repasando en sucesivas entradas.

Nadie duda del enorme talento de todos y cada uno de los miembros de los Byrds originales, pero entre los años 1964 y 1966 ese talento llevaba, sobre todo, un nombre y un apellido en The Byrds, y éste no era otro que Gene Clark. Por ello no es de extrañar que los sencillos de la primera etapa de la banda, que solían ser versiones (y qué versiones), llevaran casi siempre como cara b una canción de Gene Clark; y que el primer single con un tema original de The Byrds como cara a fuera la maravillosa "Set You Free This Time", obra cómo no, de Gene, quien se echó a la espalda a esos prometedores chicos para darles, con sus composiciones y sensibilidad, el status de grandísima banda capaz de codearse con Beatles y Stones que pronto adquirieron. De hecho, si nos fijamos en los dos primeros y magníficos discos de The Byrds, los dos únicos en los que Gene figura como miembro oficial (excepto el último del 73), la inmensa mayoría de las composiciones originales de la banda (y las mejores) eran suyas.



Por supuesto, cuando comencé a hacerme con los discos de The Byrds no había para mí ningún nombre propio salvo el de la propia banda, cuyas canciones y sonido me atrapaban por igual vinieran de quien vinieran, e incluso es muy probable que si entonces me hubieran preguntado por un nombre y una característica dentro de la banda hubiera citado a Roger McGuinn y su 12 string Rickenbacker, antes que a Gene. Pero estas entradas son para él, ni siquiera para su gran banda, sino sólo para él, y no pretendo comentar los discos de los Byrds en los que participó Gene como tales, sino ceñirme sólo a sus aportaciones en los mismos. Aportaciones casi siempre sobresalientes y que nos dan una idea del talento y genialidad que desde el principio tuvo este tipo.


Hoy le toca el turno a “Mr Tambourine Man” (1965), disco que literalmente creó ese género que tanto nos gusta a muchos de nosotros llamado folk rock y donde ya quedaban de manifiesto las características que harían grandes a los Byrds, el sonido de la guitarra de McGuinn, las maravillosas armonías vocales (en las que tuvo mucho que ver la pasión de Clark por los Everly Brothers), con Clark y McGuinn cantando al unísono y Crosby una cuarta por detrás, y la combinación del folk dylaniano con las melodías de los Beatles. Y a ello es obligado añadir el talento compositivo de Clark, que firma los cinco temas originales de la banda (dos de ellos junto a McGuinn) en un disco dominado por las versiones, eso sí, espléndidamente llevadas a su terreno, y que con sus maravillosas melodías dotó a The Byrds de ese irresistible punto de nostalgia que tanto me gusta.



Y es que las cinco canciones de mi californiano favorito para ese gran disco no son cualquier cosa: para empezar el inmortal “I’ll Feel A Whole Lot Better”, de entrada uno de los mejores temas de la carrera de Clark y también de los Byrds, y que ya ha sonado en el blog más de una vez. Le sigue una maravilla de clara influencia beatle firmada a medias con McGuinn llamada “You Won’t Have To Cry” e inmediatamente a continuación “Here Without You”, un tema de contagiosa melancolía dominado por la melodía y las preciosas armonías vocales. En la cara b del vinilo encontramos otras dos composiciones de Clark, la hermosa y romántica balada “I Knew I’d Want You”, que fue cara b del primer sencillo de la banda (“Mr. Tambourine Man”), y la rockera “It’s No Use”, nuevamente firmada a medias con McGuinn y en la que éste se adelantaba a su tiempo introduciendo un solo de guitarra de claros tintes psicodélicos.



Decir para terminar que cuando en 1996 se reeditó el disco en CD se incluyeron varias bonus tracks (en su mayoría tomas alternativas de los mismos temas), entre las que se incluía otro tema de Gene Clark titulado “She Has A Way”, también de influencia beatle y que pese a haber sido descartado del álbum original, no desmerece en absoluto del conjunto.

Y eso es todo, amigos. No se pierdan futuras aventuras de Gene Clark y The Byrds.

11 comentarios:

José Fernández dijo...

Pues para mi desgracia, nunca he sido capaz de disfrutar de este disco. Me llega mucho más la carrera en solitario de Clark que lo que hizo con los pagharos estes.

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Un disco maravilloso, Lou. Modificando el rock and roll el mismo año que Dylan y Beatles. Te vamos a nombrar experto clarkiano de la red.

Saludos.

Agente Cooper dijo...

Un album debut capital, y Gene Clark la clase de músico que de no haber existido habría que "inventarlo", pensemos cuanto material deudor de simplemente "Feel a whole lot better" hay por ahí.

Un saludo.

Chals dijo...

Un grande que pese a serlo nunca se cita entre los mejores. Buena reivindicación, lo recuperaré.
Saludos

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Estoy como tú cuando empezaste, más o menos, son The Byrds... luego sé que pasaron Roger McGuinn, Gene Clark, Parsons, Crosby...

Este disco es el que más he estado escuchando últimamente de los Byrds: 'All I Really Want To Do', 'I'll Feel A Whole Lot Better', 'I Knew I'd Want You', 'You Won't Have To Cry', 'Spanish Harlem Incident'... ¡'It's No Use'! De bueno que es la palabra es "increíble" para describirlo. No pares con la saga Byrds.

Mansion On The Hill. dijo...

Que grandes fueron los Byrds. Como supieron abordar tantos generos (folk, pop, psicodelia,country-folk) y salir siempre victoriosos.

Gener Clark es un grande. Si señor.

Adoro este album por su inmediatez e increibles melodias. I’ll Feel A Whole Lot Better se ha mantenido como una de las mejores canciones de su tiempo.

Aunque mi album favorito de la banda, en conjunto, es Notorious Byrd Brothers.

Fantasticas entradas amigo!

Joserra Rodrigo dijo...

Lou ya sabes me tienes ahí in the jingle jangle morning with you. Su contribución fue inmensa pero la de todos sus miembros yo adoro tb a Roguer muchísimo pero Clark era el ángel y ya sabes a lo que mer efiero con eso...Me muero de ganas de que te metas por vena el nuevo de los Jayhawks y comentes tu impresión...lo veo como un disco muy tuyo.¿Lo tienes ya el original?
Un abrazo

Johnny dijo...

Todavía recuerdo cuando me hice con él. A la par con el limonero de Stone Roses, ha llovido. Hasta entonces me limitaba a los recopilatorios navideños de los Byrds que inundaban el mercado cada año.

Además de que este disco es fundamental a nivel histórico porque es el culpable de electrificar al Señor de la Pandereta y del cambio de conceptos por parte de Dylan (le dediqué un post en su momento), contiene mis melodías preferidas de estos pajarillos que cantaban y tocaban como los cisnes aunque ello no desmerece otros grandes discos que me atrapan como "Younger than yesterday", "Turn turn turn" o "Sweetheart of the rodeo". Abrazo, my friend.

Il Cavaliere dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Il Cavaliere dijo...

Qu´´e delicia para mis oidos a estas horas....Gene y Roger, Roger y Gene.....INSUPERABLES

Lou Rambler dijo...

José Fernández: Yo sí disfruto de este disco, aunque es cierto que la carrera de Clark en solitario tiene momentos aun más inspirados. Saludos.

Gonzalo: jajja, más que experto dejémoslo en apasionado. El disco, efectivamente, maravilloso. Un abrazo.

Agente Cooper: Ante que nada debo decirte que no consigo dejar comentarios en tu blog, me sale que mi cuenta o tiene el acceso permitido (???). En cuanto al disco, para mí es de los mejores debut de la historia del rock y Gene era muy grande y nunca se le reconoció como se merecía. Saludos (y dejame comentar en tu blog, jajaja)

Chals: ¡Eso!¡Reivindiquemos a Gene Clark! Jaja. Un abrazo.

Aitor: Me alegra que le estés dando caña a este disco... Que lo disfrutes. La saga Byrds continuará... Saludos

Mansion On The Hill: Te digo lo mismo que a Agente Cooper, no consigo comentar en tu blog (Pearl Jam, Oasis...), no sé que pasa. En cuanto a los Byrds yo también estoy entre este y el Notorius Byrd Brothers. Estos tipos fueron pioneros en muchas cosas. Saludos.

Joserra: Yo también los adoro a todos ellos, jaja, quizá mi debilidad por Clark se deba a que, a pesar de ser un genio, tuvo mala suerte... Y sí, era el ángel, un auténtico flyin' angel, un gypsy angel... jaja. Uf The Jayhawks... lo espero como agua de mayo y no he podido evitar darle un par de escuchas por Spotify.... y estoy flotando y con miedo de emocionarme demasiado (por cierto, más de un tema me ha sonado clarkiano... o es que ya lo veo por todas partes jajaja). Un fuerte abrazo.

Johnny: Uf, ese par con las rosas de piedra es difícilmente superable... Y este disco... melodía, guitarras, armonías... lo tiene todo y encima fue pionero y le dio a Bob el empujón que necesitaba para convertirse en His Bobness... qué más se púede pedir, jaja
Saludos my friend.

Cavaliere: ¡A soñar y a flotar con The Byrds, sí señor!

Saludos a todos y gracias por comentar.