jueves, 21 de abril de 2011

SONIC YOUTH - DIRTY (1992)


No tenía pensado hacer hoy esta entrada, pero tras la escucha inesperada de “Theresa’s Sound World” no he podido contenerme, tenía  que comentar, hablar y rememorar mis sensaciones de cuando compré mi primer disco de Sonic Youth, el fantástico “Dirty”, de 1992. Por entonces ya hacía tiempo que los conocía, pero aun no me había decidido a comprar nada pese a que los temas que había escuchado me gustaban mucho. Supongo que hay músicas (o bandas) que requieren una apertura de mente que a algunos nos cuesta más adquirir que a otros. Por aquel entonces hacía ya bastante tiempo que había sucumbido a bandas como Pixies o The Jesus & Mary Chain, pero sin embargo con bandas como Sonic Youth o Dinosaur Jr. no terminaba de decidirme a  meterme de lleno. Todo tiene su momento.  Y para mí ese momento llegó cuando escuché aquel irresistible (para mí) single titulado “Youth Against Fascism”.



Sin duda ya estaba preparado para Sonic Youth y, por eso, cuando comencé a desgranar y descubrir los  temas de ese doble vinilo la sensación fue de dicha y plenitud total. Me dejé envolver por toda su atractiva y misteriosa oscuridad, o por esa rabia salvaje y nada contenida que habían heredado bandas como Nirvana, o por la bruma velvetiana que parecía flotar sobre todo el disco, o por los ramalazos de airado punk dentro de ese conjunto lleno de piezas de perfecto rock indie y alternativo lleno de ruido, y por los aires experimentales, y por la perturbadora voz de Kim Gordon o por la más llevadera de sus compañeros Moore y Ranaldo. Por la magia hinóptica de temas como “Theresa’s Sound World”.


Sobre todo me dejé atrapar por ese sólido conjunto de estupendas canciones con títulos como “100%”, Chapel Hill”, “On The Strip”, “JC”, “Wish Fulfillment”, “Stalker” o ese temazo, para mí, entre los mejores que han hecho nunca, titulado “Sugar Kane”.



Recuerdo que cuando un par de años más tarde sacaron su siguiente trabajo, de corte bastante más experimental, se me grabó una frase de un crítico, el tipo venía a decir que los Sonic Youth eran un pedazo de banda (eso ya lo sabía) pero que ese disco era sólo para sus verdaderos seguidores, que eran los que les habían conocido antes del “Dirty”, la frase era algo así como “los que se subieron con “Dirty” al carro de Sonic Youth aprovechando la coyuntura (supongo que se refería a la explosión grunge y a su reivindicación por bandas como Nirvana), por favor, apearse en la siguiente estación”. Ese gilipollas me ofendió ¿Quién coño se creía que era para tratarme así? Yo me había subido al ese carro con el “Dirty” ¿Y qué? A mucha honra, comercial o no, es un pedazo de disco. Y desde luego no me he bajado hasta ahora de ese carro. Aunque lo mejor estaba por descubrir…

8 comentarios:

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Normal que te ofendiera. Hay cada estúpido suelto por ahí… Seguro que también le molestará que un chaval de dieciocho años descubra ahora a los Beatles o a Love, también se subirá al carro ese chaval. "Dirty" es un disco espléndido, tienes toda la razón. Cada uno pueda empezar con el grupo que quiera y con el disco de ese grupo que la apetezca. Faltaría menos.

Saludos.

Carlos dijo...

Junto a Pixies y a Dinosaur jr, formaron ese tridente que en los 90, puso de banda sonora a esos lejanos años. Indispensables los SOnic para cualquiera que quiera apreciar, aprender. Os dejo link de mi blog discos pensados. os pongo en el mio, Saludos

Txals dijo...

Y aun continuan al pie del cañon, yo los descubri con Daydream Nation, tambien un discazo. Su sonido me parece unico, irrepetible.
Saludos Lou

Paco dijo...

Son una de mis asignaturas pendientes. Los he escuchado poco y cosas sueltas. Lo de los críticos son solo opiniones personales como la de cualquier escuchante. Los tres temas que has puesto son muy buenos, rompedores.
Saludos.

Savoy Truffle dijo...

Grupazo, cada vez los amo más, amigo. Y precisamente fué con este disco que me regaló un amigo, con el que los descubrí. A ese criticucho de tres al cuarto como a muchos más que les den. Sugar Kane es pa cagarse por la pata abajo.
Saludos.

Lou Rambler dijo...

Gonzalo: Amén

Carlos: Bienvenido. A ese trío añadiría a REM. Te linkeo.

Txals: Daydream Nation es una pasada. Y tiens razón, ahí siguen, The Eternal es buenísimo.

Paco: Me alegra que te gusten estos temas. De Sonic Youth hay mucho para descubrir y sifrutar. Abrazo.

Savoy Truffle: La verdad es que si ahora leyera un comentario así por parte de un crítico me resbalaría completamente, pero en aquella temprana época sus opiniones aun me merecían cierta consideración, jajaj

Saludos a todos y gracias por comentar.

Johnny Dibud dijo...

De verdad que flipo con las coincidencias, querido Lou. Andaba enganchado a los Jesus y a Pixies y no me decidía con Sonic Youth y Dinosaur Jr hasta que llegó este Dirty. Recuerdo que los temas que primero me atraparon fueron 100% y Shoot. Había comenzado esta etapa sónica. Abrazo.

Lou Rambler dijo...

Hey Johnny, la verdad es que echaba en falta tu comentario en esta entrada, jaja. A estas alturas ya ha dejado de sorprenderme las coincidencias entre nosotros.
Saludos