domingo, 24 de abril de 2011

ALICE IN CHAINS - DIRT (1992)


Este es sin duda alguna uno de los discos que más me impactaron en los 90, y también uno de los que más cariño le tengo de toda mi colección. Ya sabemos lo que ocurría en esos primeros 90, medio mundo estaba deslumbrado por las nuevas bandas llegadas de Seattle que lograron lo que algunos habíamos llegado a creer imposible, revitalizar la presencia de las bandas rock y de las guitarras pesadas y furiosas en las listas de ventas, en la radio, en la televisión, en boca de los más jóvenes y de los no tan jóvenes... Y yo no fui una excepción a ese entusiasmo casi milagroso, sino que me uní a él de manera apasionada disfrutando con cada nueva banda que descubría.


Y visto con la perspectiva de tiempo creo que esos años nos dejaron unas bandas asombrosamente buenas. Es innegable el mérito de Nirvana así como reconocer el hecho de que éstos nos dejaron dos o tres obras tan importantes como alucinantes, con Pearl Jam surgió una banda que ahora es, simplemente, un clásico por encima del bien y del mal, Soundgarden y Screaming Trees nos dejaron auténticas joyas que aun hoy suenan frescas… Pero lo de Alice In Chains para mí fue simplemente impactante, me pareció la banda más diferente y asombrosa de todas las de esa generación, y fue sin ninguna duda la banda cuyo descubrimiento más disfruté.


Debo reconocer que hasta entonces nunca había sido muy metalero (o solo hasta cierto punto), pero ese sonido tan compacto y contundente, los pesados riffs de AIC, esas voces que sonaban tan atractivas como agresivas y atormentadas (la dupla Cantrell/Staley creo que es de las mejores que he escuchado nunca), esos sonidos oscuros a más no poder… me abrieron las puertas a muchas otras cosas que solo después de escuchar a AIC comenzaría a apreciar.



El primer tema que conocí de este disco, y también de la propia banda, fue “Would?”, gracias al soundtrack de la película “Singles” y en cuanto lo escuché tuve claro que esa banda iba a ser importante para mí. Y no digamos ya cuando llegué casa con el vinilo recién comprado en la tienda bajo el brazo. Recuerdo el momento de bajar la aguja y escuchar “Them Bones” y después “Dam That River” (¡pero qué bueno es esto por Dios!) y “Rain Whe I Die” y… no, no puede ser ¿cómo se llama pedazo de maravilla?... “Down In a Hole” (desde entonces uno de MIS temas, así de sencillo) y la salvajada de “Sickman” y… joder, y “Rooster” (¿se ha parido alguna vez una mejor primera cara de un vinilo?)… En fin, que así seguí hasta el final del disco (por cierto, qué miedo la primera vez que escuché “God Smack”) y lo seguí haciendo durante muchas y muchas tardes en las que, nada más regresar de la universidad, lo primero que hacía era pinchar el “Dirt”, sencillamente, necesitaba empaparme de toda aquella música… mientras merendaba.

Sí, en el fondo creo que ese es el verdadero motivo por el que le tengo tanto cariño a este disco: no puedo evitar asociarlo con la suculenta merienda de Colacao con magdalenas a la que era tan aficionado en mis tiempos universitarios cuando regresaba a casa a eso de las siete de la tarde. Colacao con magdalenas y Alice In Chains, una combinación tan rara como efectiva. Como para dejar huella…



Y después descubrí el "Facelift", pero esa es otra historia...

6 comentarios:

Aitor Fuckin' Perry dijo...

A mí Alice in Chains también me impactaron muchísimo aunque claro, yo los descubrí, literalmente, con una década de retraso. A veces pienso lo glorioso que sería que de repente surgiese una generación así de nuevo y se llevase la mierda que hay ahora por delante, que es mucha más que la que había a principios de los 90'. Curiosamente creo que el primero que escuché de ellos también fue 'Would?', por la VH1. Eso sí, sin magdalenas, ahí lo tuyo nos supera a todos.

Por cierto, las canciones eran colosales, pero es que los videoclips también. Cuando vi 'Rooster' se me cayeron los huevos al suelo. O se me subieron a la garganta, una de dos.

Alex Noiser dijo...

Geniales.

Me acuerdo cuando los descubrí con 15 años, creo que es de las bandas que más me han impactado. Dirt es impresionante de principio a fin, es una excelente conjunción entre rabia, melancolía, depresión y asfixia.

Uno de los mejores discos de los años 90, y de los últimos 20 años, Jerry Cantrell es quizás el único guitar hero que dieron los 90. Excelente post, a ver si me paso más por aquí y me encuentro sorpresas como esta.

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Dios! qe tiempos.Tambien me impacto mucho este disco! Una sentimiento de depresion que no hizo mas que alimentar aquellos años de mi vida donde todo no iba lo bien que uno queria!
un abarzo
Tsi/Jesse

Txals dijo...

Si que es verdad que fueron impactantes, para mí el despertar de principios de los 90 además que con Nirvana fue con los dos primeros LP de Pearl Jam y con Stone Temple Pilots. Opino como el arriba firmante Aitor, que hace falta un poco de acción en esta década, y más tal y como se están desarrollando los acontecimientos. Muy buen homenaje a Alice In Chains, lástima la muerte de su líder y alma matter.
Saludos Lou
Saludos.

Gliptolito dijo...

Desde luego, el sonido de este disco es de los que no se olvidan. Grandiosa labor de todo el grupo (con Staley y Cantrell a la cabeza) en las labores de composición y ejecución y muy buena producción de Dave Jerden, al que otros grupos (Anthrax, Sacred Reich, Biohazard...) quisieron utilizar después para "modernizar" su sonido.

Mejor escucharlo con madalenas y colacao que con heroína, que las canciones se las traen.

Lou Rambler dijo...

Aitor: Pués sí que sería buena (y necesaria) una nueva oleada como esa... pero me temo que a estas alturas todo está perdido. Es curioso que en aquella época casi no tuve la ocasión de ver ningún video, no los ví hasta carios años después (por la misma época que tú).
Saludos

Alex: Bienvenido y muchas gracias. De acuerdo contigo, de los discos fundamentales de los últimos 20 años.

Jesse: Uf, tuvo que ser fuerte identificarse con el tono de ese disco. Afortunadamente esos fueron buenos años para mí (lo jodido lo tuve anntes y después...). Abrazo.

Txals: Es esos años eran un decubrimiento tras otro, yo lo recuerdo como algo genial y excitante... Ojalá tuviéramos en este principio de década algo similar... pero lo veo crudo. Saludos.

Gliptolito: Es cierto, sin ser ningún entendido, ese sonido me pareció algo nuevo e impactante. Y el disco entero brutal. Pues sí, desde luego mejor con magdalenas....
Saludos.

Gracias a todos por comentar.