miércoles, 28 de abril de 2010

¡VIVA DINOSAUR Jr!

Debo reconocer que siento especial cariño por esta banda a la que, a raíz de la publicación en 2009 de su estupendo "Farm", he recuperado tras varios años de injusto abandono.

Dinosaur Jr. es otra de esas bandas alternativas/independientes a las que tanto me aficioné entre los últimos 80 y primeros 90. Como otras muchas bandas de esa onda, se caracterizaban por la combinación de la melodía con un poderoso - en este caso salvaje, sucio y distorsionado - sonido de guitarras. La inconfundible forma de cantar de J Mascis, algo así como una especie de Neil Young lo-fi, adormilado y aburrido, y su contrapartida en una briosa y salvaje instrumentación, incluyendo el gusto del propio Mascis por lo solos a lo guitar hero, daba como resultado un sonido bastante chocante y difícil de clasificar, que me gustó desde el principio.

Conocí a Dinosaur Jr. gracias a la versión que grabaron del “Just Like Heaven” de The Cure en 1989. Una salvajada de versión que me dejó bastante descuadrado y que hizo que me interesara en conocer más cosas de esos ‘locos’, aunque aun tardaría unos cuantos años en comenzar a comprar sus discos.



Creo que sus mejores trabajos son "Bug”, publicado en 1988, y el inmediatamente anterior “You’re Living All Over Me”, de 1987, en los que se puede apreciar el dispar cóctel de influencias que se conjugan en el sonido de la banda: el punk, el hardcore, el metal, el noise, el pop y el rock clásico de bandas como los Stones o los Beach Boys. Influencias reconocidas por sus miembros son por ejemplo los riffs de guitarra de Black Sabath, las líneas de bajo de Lemmy de Motorhead y de Johnny Ramone y el trabajo vocal de Jagger, Fogerty y, of course, Neil Young. Simplificando mucho diría que me parecen una especie de Crazy Horse pasados por el filtro del noise con solos de guitarra metaleros. Pero al fin y al cabo todo esto no son más chorradas que aportan más bien poco al carácter de una banda que en mi opinión sólo se puede definir como única.

“No Bones” – Dinosaur Jr (Bug, 1988):



Parece ser que el carácter egocéntrico, dictatorial e intransigente de J Mascis (es lo que tiene ser un genio y creérselo) sacaba de quicio a sus dos compañeros de banda, Lou Barlow (bajo y voces) y Murph (batería), y las disputas y las ganas de asesinarse entre ellos llegaron a ser demasiado frecuentes. Consecuencia de todo eso fue que tras la publicación de “Bug”, Lou Barlow, que compartía con Mascis las tareas compositivas (cuando le dejaban), abandonó el grupo para centrarse en su banda paralela, Sebadoh, otra de las bandas de culto del movimiento indie.

Tras la marcha de Barlow, Mascis continuó publicando discos bajo el nombre de Dinosaur Jr. (con Murph yendo y viniendo hasta que tampoco volvió). En esta etapa se suavizó un poco el sonido de la banda, subieron alto en las listas y alcanzaron las mejores cifras de ventas. El disco más destacable es “Where You Been” (1993), que es además es el primero que yo compré. Pero en general se notaba que, a pesar de todo, a J Mascis le faltaba la contrapartida de Lou Barlow para que Dinosaur Jr volviera a tener la magia o la chispa que tenían sus primeros trabajos.

“Goin' Home” – Dinosaur Jr (Where You Been, 1993):



Y como nunca es tarde si la dicha es buena, finalmente en 2005 se produjo esa reunión/reconciliación entre Lou Barlow y J Mascis tan ansiada por los viejos fans de la banda, dando como resultado la publicación en 2007 del disco “Beyond”, con la participación de los tres miembros fundadores. Este trabajo, si bien no era redondo, estaba plagado de grandes momentos que hacían tener muy buenas expectativas para lo que podía venir después. Estas expectativas se confirmaron en 2009 con “Farm”, un trabajo que para servidor nos devuelve a unos dinosaurios en plena forma y casi casi a la altura de sus comienzos, emulando a sus colegas de Sonic Youth, que ese mismo año se destaparon con otro soberbio trabajo “The Ethernal”. Los viejos dinosaurios indies volvían a la cima.

"I Don't Wanna Go There" - Dinosaur Jr (Farm, 2009)



Y para terminar, lo del principio... pero con más de 20 años de diferencia

martes, 27 de abril de 2010

COME BACK

Me suelo dormir en la tercera canción. Me he acostumbrado a hacer la siesta con el ipod, media horita al día. Suelo despertar entre brumas, reconociendo poco a poco la canción que suena en mis oídos, al principio viniendo desde muy lejos y a medida que pasan los segundos, o los minutos, acercándose, cada vez más deprisa. Ayer estaba empezando “Come Back” de Foo Fighters (hacía meses, quizás un año que no la escuchaba), fui entrando poco a poco en la canción, volviendo en mí, despertando con ella, creciendo a su ritmo, levantándome con ella, creo que la he escuchado como nunca lo había hecho antes… y mientras lo hacía me vino una historia a la cabeza, una historia que no tiene nada que ver con la canción, sólo con su título, con su potente estribillo y con el proceso que acabo de describir:

“Despierto otra mañana, o es por la tarde… no importa. Siento la boca espesa y el sabor amargo de otra noche para el olvido… entre brumas el eco de una risa burlona y el estruendo del cristal al romperse en mil pedazos, como la vida de aquel perdedor… y sigo sin recordar nada, salvo que ya no estás. Hace ya no sé cuánto tiempo que me desterraste de tu palacio de cristal, o quizás fue ayer, este dolor en el pecho… Sí, fue ayer cuando rompí el espejo en mil pedazos, como la vida de aquel perdedor… Fue ayer…

Un día no es mucho tiempo, puedo arreglarlo, puedo convencerla de que solo fue un instante de debilidad, un instante con la guardia baja, a cualquiera le puede ocurrir… Sí, le demostraré que sigo siendo el mismo, aquél que la deslumbraba, aquél al que exhibía como un trofeo, aquél al que se rendía cada noche con lágrimas bañando su rostro…

No recuerdo nada salvo que ya no estás… y entre brumas el eco de una risa burlona y el estruendo del cristal al romperse en mil pedazos, como la vida de aquel perdedor… Pero hoy será diferente, un día no es mucho tiempo... Hoy me levantaré y gritaré, como ahora estoy haciendo, como ahora me levanto y grito que lo haré, hoy me levantaré y gritaré tu nombre… me levantaré y gritaré

‘I will COME BACK!... for you

un día…”





“Come Back” – Foo Fighters (One By One, 2002): Algunas canciones definen por completo a su banda, algunas además te dicen cuán grande puede llegar a ser. Creo que esta es una de esas canciones.

martes, 20 de abril de 2010

THE ROLLING STONES – “LOVE YOU LIVE” (1977)


Me gusta decir y pensar que mi primer disco de los Stones fue el “Sticky Fingers”, pero no es así. Antes que esa joya entre joyas, unos meses antes, me compré el “Love You Live” (1977). Por aquel entonces, que si no recuerdo mal debía ser el año 1985, conocía las canciones de los Stones que más o menos todo el mundo había oído alguna vez, pero no conocía ningún disco en concreto, salvo el “Tatoo You” (que me gustaba, pero tampoco me parecía nada del otro mundo). El caso es pensé que había llegado el momento de comenzar a hacerme con la discografía de la que se suponía era una de las dos mejores bandas de la historia; pero no sabía por dónde empezar. No sabía títulos de discos y solo tenía la vaga idea de que los setenta habían sido una buena época. Armado de esos argumentos me fui a Galerías Preciados (¡qué mayor me siento!) y comencé a ojear discos. No quería ningún recopilatorio, pero sí encontrar entre sus discos setenteros aquellos que tuvieran más número de canciones que me sonaran. Y en esas estaba cuando me topé con ese doble directo, llamado “Love You Live”, del cual nunca había escuchado hablar. La verdad es que no había pensado en un directo, pero una vez “descubierta” su existencia lo consideré un punto a favor, pues mi experiencia con otros directos había sido muy buena (“Made In Japan”, “Just One Night”, “Queen Live Killers”…) y no veía porqué no iba a ser lo mismo en el caso de los Stones. El otro punto a favor fue que conocía casi la mitad de los temas, por lo que parecía bastante asegurado que no me iba a llevar ningún chasco. Y así fue.



El disco que me llevé a casa resultó ser un chute de Rock'n Roll stoniano y setentero en estado puro, y los temas en directo sonaban con la fuerza y la garra que cabía esperar de los Stones. Además, descubrí estupendos temas que no conocía (“Tumbling Dice”, “You Can’t Always Get What You Want”, “You Gotta Move”…), disfruté como un enano de los que ya conocía y aluciné en colores con el “Simpathy For The Devil” que cerraba el disco. La verdad es que el cierre del disco, o mejor dicho, la Cara B del 2º vinilo es una auténtica fiesta, con "It's Only Rock'n Roll (But I Like It)", "Brown Sugar", "Jumpin' Jack Flash" y la citada "Sympathy For The Devil", sonando seguiditos y sin pausa uno detrás de otro.



¿Qué me pasó con este disco? Pues que recibí lo que esperaba obtener. Y el problema es que en realidad yo quería más (y además seguía sin tener una obra de estudio de los Stones). Y ese “más” (mucho más), es lo que obtuve unos meses más tarde con el “Sticky Fingers”. Con "Love You Live" comencé a amarlos. Con “Sticky”, a venerarlos e idolatrarlos cual dioses que son.

* Si no me equivoco, los dos vídeos que he subido corresponden a las interpretaciones que suenan en el disco (París, 6 de junio de 1976).

lunes, 19 de abril de 2010

SABOTAGE... FUCK YOU!

Tenía que ocurrir... este artículo ha sido saboteado.

Con el vídeo protagonista bloqueado, el texto tampoco tiene mucha razón de ser, así que fuera también.

Pero nada nos va a privar de escuchar la canción de los Beastie Boys, además en una versión en directo super cañera



"Sabotage" - Beastie Boys (Ill Communication, 1994)

Por mi parte, sólo una cosa más que añadir:



"Who The Fuck?" - PJ Harvey (Uh Uh Her, 2004)

viernes, 16 de abril de 2010

ACERCA DE WILD HORSES

Desde que me hice con el “Sticky Fingers” hace unos 25 años, “Wild Horses” se convirtió en una de mis canciones imprescindibles, uno de esos temas que sin duda me llevaría a una isla desierta, por lo que no era nada extraño que tarde o temprano cayera una entrada sobre ella.

Desde luego la historiografía musical no es lo mío. Todo el mundo sabe que "Wild Horses" es un TEMAZO de los Rolling Stones. Hace algunos años supe que Gram Parsons publicó el tema con sus Flying Burrito un año antes que los Stones, que lo habían grabado entre diciembre del 69 y febrero del 70 pero que no lo publicaron hasta 1971. Sin embargo siempre di por supuesto que el tema era del tándem Jagger/Richards, sin hacerme más preguntas.

Lo que ocurre es que “youtubizando” por ahí a fin de subir algo interesante para esa entrada me encontré con esto:



“From the haze of chemistry and the mist of hangover arose legendary tune made by Gram Parsons and Keith Richards.
This can be found on unofficial (bootleg) record of The Rolling Stones named ULTRA RARE TRAX Vol. 2”

Y esto va seguido de una elucubración acerca de la posible autoría o influencia de Gram Parsons en la composición de "Wild Horses".

En primer lugar hay que decir que no está nada claro, más bien todo lo contrario, que los que interpretan la música que suena de fondo sean Keith Richards y Gram Parsons, e incluso el tipo que ha publicado este vídeo reconoce que no lo sabe y que es más un juego de su imaginación (pero si a alguien le interesa esta cuestión puede seguir directamente la discusión abierta en youtube). Porque lo que en realidad a él le interesa es la cuestión de la autoría de “Wild Horses”, que él se la atribuye a Gram Parsons. Y para ello se basa en la estrecha amistad surgida entre Richards y Parsons, quienes en 1969 pasaron bastante tiempo juntos e hicieron algunas jams. Además afirma que leyó en alguna parte que Parsons regaló el tema a los Stones, de los que era gran admirador. Sinceramente yo creo que en este caso le pueden también las ganas de creer que así fue, pero ¿quién sabe? Tal vez haya algo de cierto en ese rumor…

En el año 2004 se celebró en Los Angeles un concierto tributo a Gram Parsons en el que sucedió esto:



En cualquier caso, para mí “Wild Horses” siempre será uno de mis temas favoritos de los Rolling Stones, uno de mis temas imprescindibles de toda la vida, y una maravillosa obra maestra.


WHISKEY IN THE JAR

Me pesa la cabeza, mi visión está nublada y mis facultades mentales algo más mermadas de lo que ya suelen estarlo habitualmente... Y he tardado como 3 minutos en escribir estas dos líneas correctamente, creo.
Eso sí, el whisky era bueno, muy bueno... je je
(¿O no, primo?)



martes, 13 de abril de 2010

MUSICA PARA LLEVAR DE VACACIONES AL CAMPO

Durante estos días campestres y de vida más o menos asilvestrada no ha faltado la música a pesar de todo. Hace tiempo decidí que ella nunca volvería a faltar en mi vida. Ya pasé la experiencia de vivir un par de años sin música. Literalmente. No tenía el tiempo, el lugar ni la ocasión. Ahora miro atrás y no sé cómo coño pude ser capaz de aguantar tanto tiempo. Me merezco una medalla. Menudo gilipollas. Nunca más, “nevermore” que diría el cuervo. Mi vida es más triste sin música en mis oídos y yo puedo ser estoico, pero no masoquista.

Gracias a maravillosos inventos como el ipod tu música puede ir contigo a todas partes sin ningún esfuerzo y sin ocupar espacio. El mío está lleno de cosas... pero estos días sólo han sonado unas pocas. Pensad que estaba en onda campestre, contacto con la naturaleza… bueno, no exageremos, no vayáis a pensar en Jeremiah Jonhson, “Into The Wild” o cosas por el estilo… dejémoslo simplemente en retiro, descanso, desconexión… ser libre por unos días y apreciar y disfrutar la belleza de lo sencillo.

En esta onda siempre hay sitio para los Jayhawks. También pasaron por ahí los Flying Burrito, Gene Clark e incluso el tío Neil. Pero hay dos discos que han sonado especialmente, y además con tozudez, pues su escucha fue inicialmente propiciada de manera casual por la bendita reproducción aleatoria.



El “Jukebox” de Cat Power me gusta más cuanto más lo escucho, y ya me entusiasmó la primera vez. Hace cosa de un mes Joserra la clavaba en su land al hablar de “las chicas malotas de voces sensuales” a propósito de la bella Chan y el estupendo “The Greatest”, y digo que la clavaba porque no hay manera en la que yo pueda dejar de sucumbir a esa voz y a esa sensualidad distraída y natural de Chan Marshall. “Jukebox” es un disco compuesto casi en su totalidad por versiones (Dylan, Joni Mitchell, Hank Williams…) que en la interpretación de Chan suenan completamente nuevas, dando lugar a un trabajo sumamente hermoso, elegante y de tono crepuscular. Un disco que estos días se me ha hecho más imprescindible con cada nueva escucha.



El “Beware”, de Bonnie “Prince” Billy (alter ego de Will Oldham), lo tengo desde hace unos meses, pero hasta ahora no lo había podido escuchar con la calma que un trabajo exquisito y ambicioso como este requiere, y la verdad es que me ha sorprendido, hasta el punto de parecerme grandioso. No hay como sumergirse en ese folk exquisito, en ese alt country de guitarra, banjo, violín y acordeón, en esos maravillosos coros godspell y en esa voz cálida de canción de cuna de Will Oldham para desconectar de la vorágine diaria que nos consume. Y soñar, y volar… libres.


Como no he encontrado ningún video que esté a la altura de este trabajo, ahí va otra de Cat Power, en este caso un tema incluido en el Limited Edition de “Jukebox”, una preciosa versión del “Naked, If I Want To” de Jerry Miller que me tiene completamente subyugado. Y desde luego, si se tratara sólo de deleitar la vista, saldríamos ganando mucho con el cambio…




Cat Power - "Jukebox" (2008)
Bonnie "Prince" Billy - "Beware" (2009)
Buenas opciones para llevar al campo de vacaciones.

domingo, 11 de abril de 2010

HERE I GO AGAIN

Ok, tras unos (no sé si merecidos) días de retiro campestre, de respirar aire puro y aspirar aroma de tierra mojada, de largos paseos bajo el cálido sol de primavera, escuchando a los pajarillos y viendo brotar las primeras flores... here i go again con las pilas puestas y cargado de energía, casi tanta (aunque sin llegar a tanto) como la de David Coverdale y sus Whitesnake. Vamos allá.