sábado, 30 de octubre de 2010

TEMPLE OF THE DOG - "TEMPLE OF THE DOG" (1991)


No me enteré de la existencia de este disco hasta un par de años después de su salida. Para entonces ya estaba metido de lleno en la onda de Pearl Jam, Soundgarden, Alice In chains… bueno ya nos entendemos, los primeros noventa… Por lo que cuando escuché que existía un disco de una especie de súper banda formada por componentes de Pearl Jam y Soundgarden podéis imaginar que no dudé ni por un segundo en hacerme con él. La verdad es que siempre suelo caer en este tipo de tentaciones pero también lo es que suelo salir algo decepcionado con el resultado de estas uniones, supongo que debido a unas expectativas demasiado altas. Afortunadamente éste no fue el caso, nada más lejos, pues “Temple Of The Dog” me voló los sesos desde la primera escucha. Aun recuerdo como me emocionó el tema “Hunger Strike”, cómo volé con “Reach Down” o los botes que pegué con “Pushing Forward Back”. Sin embargo, lo que más me gustó del disco, o mejor dicho, de la banda, fue que a pesar de que la voz de Cornell imprime un sello personal a cualquier cosa que cante, los tipos no sonaban ni a Soundgarden ni a Pearl Jam sino a Temple Of The Dog, un puto pedazo de banda perfectamente engranada y encima con unos temas que superaban cualquier expectativa.

Supongo que os habréis dado cuenta de que todavía no he mencionado a Andrew Wood ni a Mother Love Bone. Bueno, eso se debe a que al hacerme con el disco todavía no conocía la historia que había detrás. Conocía a MLB por la película “Singles” pero aun no me había hecho con el “Apple” ni sabía nada de la figura de Andrew Wood. Evidentemente cuando descubrí que la banda era un tributo al fallecido Andrew, que su nombre lo habían tomado de de ese precioso temazo de MLB titulado “Man Of Golden Words” y que Ament y Gossard eran ex MLB… uf, eso no hizo más que aumentar la pasión y el cariño que sentí por ese trabajo.

¿Quiénes integraban la banda? Ya sé que casi todos conocemos los nombres, pero no me puedo resistir a escribirlos: Chris Cornell, Eddie Vedder, Mike McCready, Jeff Ament, Stone Gossard y Matt cameron, ¡Cómo me encantaba verlos juntos! Algo parecido me sucedió un poco después con Mad Season, pero esa es otra historia… Señores, con ustedes Temple Of The Dog:




8 comentarios:

Chals Roig dijo...

Una auténtica gozada. Esto si que es un supergrupo.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Sí, yo también me quedé acojonado cuando escuché semejante monstrenco de disco. Y eso que era una especie de reunión de amiguetes para homenajear a su compadre Andy Wood como cuentas. Y eso que no nombras ni 'Call Me a Dog', 'Times of Trouble', 'Say Hello 2 Heaven'... es que es una maravilla. Hablé de este disco en mi blog hace más de dos años. Qué quieres que te diga, que es una maravilla. Y Mad Season también, aunque me gusta más Temple of the Dog. Suenan... yo creo que suenan a Pearl Jam con Chris Cornell, se nota muchísimo que no está el señor Kim Thayil.

indozine dijo...

very good!
keep it up n_n!

TSI-NA-PAH dijo...

Yo ,la primera vez lo escuche por la radio en Paris, en una noche de completa lujuria!!!Me impacto para siempre!
un abrazo

ROCKLAND dijo...

Oh la la..."Temple of the dog" es la clase de discos llenos de magia y que se dan de vez en cuando. todo encaja a la perfección para homenajear a un amigo como Wood que se fue demasiado pronto. Se nota que está hecho con pasión, cariño, sale de lo más profundo del alma.
Un 10 y uno de los discos definitivos de los 90.

Saludos.

Gonzalo Aróstegui Lasarte dijo...

Aquí estamos todos de acuerdo, un disco fabuloso. Quizá destaque "Reach Down" por su duración (once minutos), pero lo mejor del álbum, para mí, es una homogeneidad totalmente compatible con los matices que adornan cada una de las diez grandes canciones que contiene.

En los años noventa hubo varios y muy buenos grupos de un solo disco: Demolition 23, Deconstruction, Manitoba's Wild Kingdom… y muchos más que me dejo en el tintero.

Saludos.

Il Cavaliere dijo...

De diez y casi de veinte. Una de las grandes obras de los 90. Un Cornell en estado de gracia, como era habitual en él y el resto de la cuchipanda idem. Una absoluta delicia que nunca me abandona


saludos

Lou Rambler dijo...

Creo que no hay mucho más que decir, como dice Gonzalo todos estamos de acuerdo en la maravilla que fue este disco.
Tsi, desde luego tal como dices que lo descubriste es para no olvidarlo, jaja.

Gonzalo, ni idea de las bandas que mencionas. Me ha entrado curiosidad, las buscaré por ahí.

Gracias a todos y saludos.