martes, 13 de abril de 2010

MUSICA PARA LLEVAR DE VACACIONES AL CAMPO

Durante estos días campestres y de vida más o menos asilvestrada no ha faltado la música a pesar de todo. Hace tiempo decidí que ella nunca volvería a faltar en mi vida. Ya pasé la experiencia de vivir un par de años sin música. Literalmente. No tenía el tiempo, el lugar ni la ocasión. Ahora miro atrás y no sé cómo coño pude ser capaz de aguantar tanto tiempo. Me merezco una medalla. Menudo gilipollas. Nunca más, “nevermore” que diría el cuervo. Mi vida es más triste sin música en mis oídos y yo puedo ser estoico, pero no masoquista.

Gracias a maravillosos inventos como el ipod tu música puede ir contigo a todas partes sin ningún esfuerzo y sin ocupar espacio. El mío está lleno de cosas... pero estos días sólo han sonado unas pocas. Pensad que estaba en onda campestre, contacto con la naturaleza… bueno, no exageremos, no vayáis a pensar en Jeremiah Jonhson, “Into The Wild” o cosas por el estilo… dejémoslo simplemente en retiro, descanso, desconexión… ser libre por unos días y apreciar y disfrutar la belleza de lo sencillo.

En esta onda siempre hay sitio para los Jayhawks. También pasaron por ahí los Flying Burrito, Gene Clark e incluso el tío Neil. Pero hay dos discos que han sonado especialmente, y además con tozudez, pues su escucha fue inicialmente propiciada de manera casual por la bendita reproducción aleatoria.



El “Jukebox” de Cat Power me gusta más cuanto más lo escucho, y ya me entusiasmó la primera vez. Hace cosa de un mes Joserra la clavaba en su land al hablar de “las chicas malotas de voces sensuales” a propósito de la bella Chan y el estupendo “The Greatest”, y digo que la clavaba porque no hay manera en la que yo pueda dejar de sucumbir a esa voz y a esa sensualidad distraída y natural de Chan Marshall. “Jukebox” es un disco compuesto casi en su totalidad por versiones (Dylan, Joni Mitchell, Hank Williams…) que en la interpretación de Chan suenan completamente nuevas, dando lugar a un trabajo sumamente hermoso, elegante y de tono crepuscular. Un disco que estos días se me ha hecho más imprescindible con cada nueva escucha.



El “Beware”, de Bonnie “Prince” Billy (alter ego de Will Oldham), lo tengo desde hace unos meses, pero hasta ahora no lo había podido escuchar con la calma que un trabajo exquisito y ambicioso como este requiere, y la verdad es que me ha sorprendido, hasta el punto de parecerme grandioso. No hay como sumergirse en ese folk exquisito, en ese alt country de guitarra, banjo, violín y acordeón, en esos maravillosos coros godspell y en esa voz cálida de canción de cuna de Will Oldham para desconectar de la vorágine diaria que nos consume. Y soñar, y volar… libres.


Como no he encontrado ningún video que esté a la altura de este trabajo, ahí va otra de Cat Power, en este caso un tema incluido en el Limited Edition de “Jukebox”, una preciosa versión del “Naked, If I Want To” de Jerry Miller que me tiene completamente subyugado. Y desde luego, si se tratara sólo de deleitar la vista, saldríamos ganando mucho con el cambio…




Cat Power - "Jukebox" (2008)
Bonnie "Prince" Billy - "Beware" (2009)
Buenas opciones para llevar al campo de vacaciones.

5 comentarios:

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Dos años sin música... joder... si yo no puedo ni estar una hora estudiando sin ponerme algo un rato, en dos años me habría vuelto loco. Los Jayhawks o el tío Neil son bucólicos perdidos para estar en el campo, pero los que te han enganchado... ni idea, ni idea, será mi urbanidad que no las admite.

TSI-NA-PAH dijo...

A mi me mola en plan Jeremiah Jonhson,y/oInto The Wild. A la cat power le pile el truquillo tarde, pero ahora me gusta. No te olvides de Bon iver, Fleet Foxes y el ultimo Midlake si quieres bucolico por un tubo.
Un abrazo

ROCKLAND dijo...

¡Dos años sin música! Yo directamente me vuelvo majara!!!

En esa elección para el campo me gusta algo de Neil Young o Jayhawks. Algo de raíces va muy bien para estar relajado.

saludos.

Fran Calzas dijo...

Yo me muero fijo si estoy 2 años sin música, siempre he llevado conmigo walkman, discman y demás cuando he estado fuera de casa, y ahora, con el ipod, pues más todavía, aunque voy por la calle como los quinceañeros, a la moda con el ipod! ja ja
Me encanta Cat Power, la descubri tarde pero me mola mucho

saludos

Lou Rambler dijo...

Aitor: Dos años tío. Recuerdo que a veces me lo decía a mí mismo: tio. ya no oyes música ¿qué coño haces? Pero es que no podía, joder...

Tsi: a mi tambien me mola eso, el problema es que creo que ya se me ha pasado la edad. A Bon Iver y Fleet Foxes los he conocido hace poco gracias a ti y a Joserra, y me parecen cojonudos.

Rockland: Yo estuve apunto de volverme realmente majara, menos mal que salí a tiempo de esa vorágine...

Frank: Me alegro que te guste Cat Power, yo también la descubrí hace un par de años, no creas, pero desde entonces me encanta. Si no conoces a Bonnie Prince Billy, búscalo, también es cojonudo si te gusta esa onda country folk.

Saludos a todos y muchas gracias por pasar por aquí.