miércoles, 24 de marzo de 2010

THE CLASH – "LONDON CALLING" (1979) (y II)


Siempre volvía de clase con hambre, un colacao con magdalenas, pero rapidito que quiero escuchar el segundo vinilo. Desde luego eso que escuché ayer era mucho más que un simple disco de punk, eso iba camino de ser un disco total…

¿Hay forma más divertida y recargapilas para comenzar un vinilo que “Wrong ‘Em Boyo”? Seguro que no



“Death Or Glory”… ¿es esto posible? ¿es lo que estoy oyendo power pop pero puro super power?



“Koka Kola” punk, punk… “The Card Cheat” Uf… a estas alturas Lou ya está sin saber qué decir, sin atinar más que a mover la cabeza de arriba abajo con la sonrisa de oreja a oreja… ¡Pero después viene “Lover’s Rock”!... y sólo estamos a mitad de vinilo…

Siento una profunda envidia por quien haya tenido la suerte de verlos en directo, porque Joe Strummer, Mick Jones y Paul Simonon tienen toda la pinta de haber sido tres frontmen de puta madre.

“Four Horsemen”, “I’m Not Down”, “Revolution Rock” (imaginaos unos Beavis & Butthead en trance... cool cool… cool… cool cool… así más o menos hubierais visto a Lou, si lo hubierais podido ver)

“Train In Vain”…



¿Hay mejor forma de terminar un disco?
¿Pero cómo? ¿Ya se ha acabado? Tengo que volver a escuchar el otro vinilo…

Sí, aquello era mucho más que un simple disco de punk… En realidad pienso que es El Disco de Punk. Allí estaba todo, el rockabilly, el reagge, el soul, el ska, el power pop, el punk… pero la actitud de esos fenómenos no puede ser más puramente punk, una patada en toda regla en las pelotas del sistema, letras incendiarias e idealistas interpretadas con desparpajo y chulería en canciones que son pura diversión y adrenalina.

Pero sí, también es mucho más que El Disco de Punk. Como dice Tsi, “London Calling” es ROCK con mayúsculas, pero muy muy mayúsculo. Un disco TOTAL. Un disco lleno de composiciones geniales, ricas y variadas, una joya detrás de otra, una auténtica gozada de principio a fin. Uno de los mejores dobles vinilos que se han parido, un disco de vuelta y vuelta (Joserra dixit), y de ida y vuelta, y en todos los sentidos. Una obra cumbre de la música rock. “London Calling” es un pedazo de obra maestra… aunque sea Lou quien lo diga.

10 comentarios:

Joserra Rodrigo dijo...

Amen

WOOD dijo...

Como dice Joserra, amen.

TSI-NA-PAH dijo...

Hay que canonizar a Joe Strummer,ya!

Lou Rambler dijo...

Amén a vosotros!

Y muchas gracias.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Bueno, me he pedido el 'London Calling' por Amazon y de paso el 'Sandinista!' y 'Combat Rock', que he cobrado una cosilla y estoy generoso; a ver cuándo me llegan. Vamos, que me has convencido tanto como para comprarme algo. Y sin suecas a cambio.

Luicci dijo...

…Dios, The Clash, joder estos si que me descolocaban las vértebras, en las fiestorras caseras que montábamos los fines de semana (hace muchos años, joder) siempre sonaban Los Clash, junto a Hoodo Gurus, Elvis Costello, Exploited, Pistones, the Romantics y en fin… que bien lo pasábamos con el aderezo de estos grupazos… snif, snif…

No se que disco me gusta mas de Los Clash, bueno si, London Calling, que coño, si es que tenia de todo, no le faltaba de nada, ¡¡encima doble a precio de sencillo!!, ja, ja, ja.

Un saludo desde los Madriles.

Lou Rambler dijo...

Aitor: Pues en serio que es un honor que te haya convencido para adquirir algo, aunque tratándose de los Clash tampoco es mucho mérito por mi parte... Ya verás como me lo agradeces, incluso si las suecas. Saludos

Luicci: vaya tiempos ¿no? Esas fiesta caseras siempre ha sido las mejores... Saludos

John P. Maaaula dijo...

En difícil situación me pones. Puedo admitir que sea un buen disco, con toda esa amalgama de estilos y grandes composiciones. Pero desde que supe que se metieron con Led Zeppelin, tengo a The Clash muy cruzados, jeje.

Un saludo

Víctor Hugo. dijo...

me pillé este disco este verano pasado por recomendación de un compi esperándome con reticencias un trabajo "típico de Punk", pero qué va: The Clash se marcaron una especie de manual de heterodoxia musical que trascendía más allá del Punk: entre sus temas había rock and roll clásico, pop, new wave, reggae, punk claro y hasta algunas trazas de disco... La verdad es que me dejó atónito por la variedad, desconcertado. Pero ahora viene el apunte negativo: y es que al ser un disco doble, me da la sensación que progresivaente va como perdiendo fuelle a partir de Death Or Glory, algo que en definitiva se puede perdonar si tenemos en cuenta la cantidad de joyas que nos ofrece el conjunto. Te seguiré por aquí. ¡Saludos!

Lou Rambler dijo...

John P: Ja ja, entiendo tus reticencias. La verdad que no sabía que se habían metido concretamente con los Zeppelin, pero no me extraña, en realidad el punk nació en parte como una reacción contra ese tipo de música, era parte de su indiosincrasia. Tampoco le daría mucha importancia.

Victor Hugo: En primer lugar un saludo y bienvenido. No comparto tu opinión, creo que tras "Death Or Glory" sigue habiendo auténticos temazos como The Card Cheat, Lovers Rock, Revolution Rock o Train In Vain. Pero claro, todo esto es muy subjetivo.

Saludos a todos y muchas gracias por comentar.