viernes, 4 de diciembre de 2009

THE BEAT (PAUL COLLINS) (1979)


El primer álbum de The Beat (después Paul Collins’ Beat debido a la coincidencia de nombre con la banda inglesa), fue también el primer disco al que me enganché en mi vida. Lo escuchaba a todas horas en un viejo aparato de casetes que me había regalado mi madre. No exagero si digo que debe ser de los 5 discos que más he escuchado, y eso que en los últimos 20 años no habrán sido más de 10 veces (incluída la de ahora).

Paul Collins venía de constituir en 1974 una de las bandas pioneras del power pop, The Nerves, junto a Jack Lee y Peter Case. Tras la disolución de esta banda, en 1979 formó The Beat, sacando su primer disco, homónimo, ese mismo año. El álbum es un auténtico y magnífico tratado de power pop, con potentes melodías, buenos juegos de voces, estribillos pegadizos y guitarras poderosas. Temas como “Rock’n’Roll Girl”, “I Don’t Fit In”, “You Won’t Be Happy”, “U.S.A.” o “Working Too Hard” se te meten instantáneamente en la cabeza y no puedes dejar de tararearlos durante días. Evidentemente en aquellos años nunca había oído hablar de power pop, no tenía ni idea de lo que era, ni maldita la falta que me hacía. The Beat era un grupo de rock cojonudo y lo podía escuchar y disfrutar a todas horas ¿Que más podía pedir?

Parece que nunca llegaron muy alto en las listas, pero tengo una anécdota: en aquella época escuché un par de veces sonar un tema de ese disco en Los 40 Principales, “Let Me Into Your Life”. Ya por aquel entonces flipé. Ahora me parece surrealista.


Tras este disco, en 1981 sacaron un segundo, ya bajo el nombre de Paul Collins’ Beat, “The Kids Are The Same”, otro magnífico trabajo que sigue en la misma línea, quizá algo más oscuro y menos inmediato. Después de eso Paul Collins se vivo a vivir a España y aun sacó otro álbum bajo el mismo nombre (conservando a su bajista Steven Huff), “To Beat Or Not To Beat”, en el que en mi opinión sólo dos canciones estaban a la altura de sus anteriores trabajos: “All Over The World” y “Always Got You On My Mind”.

No puedo dejar de mencionar a la persona que me lo dio a conocer: mi primo Carlos. Suyo era el vinilo del que mi madre me grabó el casete. Algún día tendré que dedicar un post a toda la buena música que descubrí gracias a Carlos.

PD.: Aun conservo el casete, pero hace muchos años que ya lo puedo escuchar en cd.


4 comentarios:

johnphillips1981 dijo...

Lo he visto dos veces en directo y sigue estando en forma. Sus últimos discos "Flying High" y "Ribbon of Gold" mantienen un gran nivel.

Reivindiquemos a Paul Collins.

Lou Rambler dijo...

Me alegro mucho de lo que dices, la verdad es que aunque sabía que estaba publicando cosas le había tenido muy abandonado estos últimos años. Intentaré escuchar estos discos.
Un saludo,

Miguel Rojas dijo...

Vaya temazos. ¿El primer disco de "The beat" se puede descargar en algún sitio?

Lou Rambler dijo...

Acabo de ver el comentario. La verdad es que no tengo ni idea, puedes probar en la pagina web de Paul Collins. El disco vale la pena.
Saludos